Retorno a página principal

Nº 196 - TOMO 350 - 11 DE AGOSTO DE 1992

REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CAMARA DE SENADORES

TERCER PERIODO ORDINARIO DE LA XLIII LEGISLATURA

29ª SESION ORDINARIA

PRESIDE EL DOCTOR WALTER SANTORO Presidente

ACTUAN EN SECRETARIA LOS TITULARES DOCTOR JUAN HARAN URIOSTE Y SEÑOR MARIO FARACHIO

SUMARIO

1) Texto de la citación

2) Asistencia

3) Asuntos entrados

4) Proyecto presentado

- Maestra Isabel Villanustre. Se designa con su nombre la Escuela Nº 22 de Cerro de las Armas, Colonia.
- Iniciativa de los señores senadores Millor e Irurtia.

5) Integración del Cuerpo

- Los señores Heber Füllgraff, de Urtubey y Rodríguez Carrasco comunican que por esta vez no aceptan la convocatoria de la que han sido objeto.
- Estando en antesala el señor Julián Olascoaga, suplente convocado, se le invita a pasar al hemiciclo y habiendo prestado el juramento de estilo se le declara incorporado al Cuerpo.

6 y 9) Maestro Héctor Tosar

- Manifestaciones de los señores senadores Zumarán y Bruera.
- Se resuelve remitir la versión taquigráfica al maestro Héctor Tosar y al Ministerio de Educación y Cultura y, por su intermedio, al Consejo Directivo del SODRE.

7) Banco de la República Oriental del Uruguay. Préstamos sociales

- Manifestaciones del señor senador Toledo.
- Se resuelve remitir la versión taquigráfica al Directorio del Banco de la República Oriental del Uruguay.

8) Ruta 9 y puente sobre el arroyo Pan de Azúcar

- Manifestaciones del señor senador Toledo.
- Se resuelve remitir la versión taquigráfica al Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

10) Central nuclear en Paso de los Toros. Su posible construcción

- Manifestaciones del señor senador Bruera.
- Se resuelve remitir la versión taquigráfica a la Presidencia de la Cámara de Representantes, a las Intendencias y Juntas Departamentales de Tacuarembó y Artigas y a la Junta Local Autónoma de Paso de los Toros.

11) Administración Nacional de Telecomunicaciones. Situación de varios fleteros. Pedido de informes

- Manifestaciones del señor senador Cassina.
- Se resuelve remitir la versión taquigráfica al Ministerio de Defensa Nacional y por su intermedio al Directorio de ANTEL.

12) Ingeniero Héctor Del Campo. Su fallecimiento

- Manifestaciones de los señores senadores Abreu, Pereyra, Zumarán, Alonso Tellechea, Batalla, Cigliuti, Korzeniak y del señor Presidente, doctor Santoro.
- Se resuelve que el Senado se ponga de pie y guarde un minuto de silencio en homenaje al extinto y que se remita la versión taquigráfica a sus familiares, al Club Danubio, a la Asociación Uruguaya y a la Confederación Sudamericana de Fútbol.

13) Situación de acuerdo del Poder Ejecutivo para acreditar en calidad de Embajador Representante Permanente de la República ante la Oficina de las Naciones Unidas y los Organismos con sede en Ginebra

- Se resuelve por moción del señor senador Blanco incluir este punto en el orden del día.
(Ver punto 16)

14) Tiempo compartido. Regulación legal

- Se resuelve por moción del señor senador Abreu postergar la consideración de este proyecto.

15) Ganado mayor. Normas para su marcación

- En consideración.
- Manifestaciones del miembro informante señor senador Librán Bonino.
- Intervenciones de varios señores senadores.
- Aprobado. Se comunicará a la Cámara de Representantes.

16) Solicitud de acuerdo del Poder Ejecutivo para acreditar en calidad de Embajador Representante Permanente de la República ante la Oficina de las Naciones Unidas y los Organismos con sede en Ginebra.
Informes de la Comisión de Asuntos Administrativos relacionados con solicitudes de venia del Poder Ejecutivo para exonerar de sus cargos a varios funcionarios

(En sesión secreta)
- El Senado en sesión secreta resolvió conceder al Poder Ejecutivo acuerdo para acreditar en calidad de Embajador Representante Permanente de la República ante la Oficina de las Naciones Unidas y los Organismos especializados con sede en la ciudad de Ginebra, y ante el GATT al doctor Miguel J. Berthet. Asimismo concedió venia para exonerar de sus cargos a un funcionario del Ministerio de Educación y Cultura y a un funcionario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Por otra parte, decidió volver a Comisión la venia relativa a la destitución de un funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas.

17) Se levanta la sesión

1) TEXTO DE LA CITACION

«Montevideo, 7 de agosto de 1992.

La CAMARA DE SENADORES se reunirá en sesión ordinaria, el próximo martes 11, a la hora 16, a fin de informarse de los asuntos entrados y considerar el siguiente

ORDEN DEL DIA

Discusión general y particular de los siguientes proyectos de ley:

1º) Por el que se regla el régimen de «Tiempo Compartido».

(Carp. Nº 664/91 - Rep. Nº 435/92)

2º) Por el que se establecen normas para la marcación de ganado mayor.

(Carp. Nº 698/91 - Rep. Nº 410/92)

3º) Informes de la Comisión de Asuntos Administrativos relacionados con las solicitudes de venia del Poder Ejecutivo para exonerar de sus cargos a:

un funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas. (Plazo constitucional vence el 14 de setiembre de 1992). (Carp. Nº 832/92 - Rep. Nº 457/92).

un funcionario del Ministerio de Educación y Cultura. (Plazo constitucional vence el 15 de octubre de 1992). (Carp. Nº 878/92 - Rep. Nº 456/92).

un funcionario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. (Plazo constitucional vence el 18 de octubre de 1992). (Carp. Nº 879/92 - Rep. Nº 455/92).

LOS SECRETARIOS».

2) ASISTENCIA

ASISTEN: los señores senadores Abreu, Alonso Tellechea, Arana, Araújo, Astori, Batalla, Belvisi, Blanco, Bouzas, Bruera, Cadenas Boix, Cassina, Cigliuti, Gargano, González Modernell, Irurtia, Jude, Korzeniak, Librán Bonino, Millor, Moreira Graña, Olascoaga, Pereyra, Raffo, Ricaldoni, Singlet, Toledo, Urioste y Zumarán.

FALTAN: el señor Presidente, doctor Aguirre Ramírez, en misión oficial; con licencia, los señores senadores Pérez y Silveira Zavala; y con aviso, el señor senador Amorín Larrañaga.

3) ASUNTOS ENTRADOS

SEÑOR PRESIDENTE. - Habiendo número, está abierta la sesión.

(Es la hora 16 y 7 minutos)

-Dése cuenta de los asuntos entrados.

(Se da de los siguientes:)

«Montevideo, 11 de agosto de 1992.

La Presidencia de la Asamblea General remite un Mensaje del Poder Ejecutivo por el que comunica haber dictado una resolución tributando honores fúnebres a los restos mortales del ingeniero Héctor Del Campo.

-Téngase presente.

La Presidencia de la Asamblea General remite varias notas del Tribunal de Cuentas de la República comunicando las resoluciones adoptadas en los siguientes expedientes:

De la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas: relacionada con el Estado de Ejecución Presupuestal al 30 de junio de 1991.

Del Banco Hipotecario del Uruguay: relacionada con el Estado de Resultados correspondientes al Ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 1990.

De la Universidad de la República (Hospital de Clínicas): relacionada con la Licitación Pública Nº 3612 - Adquisición de gases.

Del Banco de la República Oriental del Uruguay: relacionada con el Estado de Ejecución Presupuestal al 31 de diciembre de 1990.

De la Corporación Nacional para el Desarrollo: relacionada con el Estado de Situación Patrimonial y el Estado de Resultados, correspondientes al Ejercicio finalizado al 31 de diciembre de 1989.

-Ténganse presente.

El Poder Ejecutivo remite un Mensaje por el que solicita venia para exonerar de su cargo a una funcionaria del Ministerio de Salud Pública.

-A la Comisión de Asuntos Administrativos.

El Ministerio de Educación y Cultura remite la información solicitada por:

los señores senadores Reinaldo Gargano y José Korzeniak relacionada con la no aceptación del «Módulo 5 - Filosofía» del Programa de Reciclamiento de profesores interinos en su modalidad Educación a Distancia.

-Oportunamente le fue entregado a los señores senadores Reinaldo Gargano y José Korzeniak.

y los señores senadores Dante Irurtia y Pablo Millor relativo al Proyecto de Fortalecimiento de la Educación Técnica.

-Oportunamente le fue entregado a los señores senadores Dante Irurtia y Pablo Millor.

y por los señores senadores Mariano Arana, José Germán Araújo, Danilo Astori, Leopoldo Bruera, Reinaldo Gargano, José Korzeniak y Jaime Pérez, relacionada con la Designación de Auxiliares de Servicio, para desempeñarse en locales escolares del departamento de Florida.

-Oportunamente le fue entregado a los señores senadores Arana, Araújo, Astori, Bruera, Gargano, Korzeniak y Pérez.

Los señores senadores Dante Irurtia y Pablo Millor presentan, con exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se designa con el nombre «Maestra Isabel Villanustre» la Escuela Nº 22 de Cerro de las Armas, departamento de Colonia.

-A la Comisión de Educación y Cultura.

La Comisión de Educación y Cultura eleva informado el proyecto de ley por el que se crea el Fondo Nacional de Teatro.

-Repártase e inclúyase en el orden del día de la sesión de mañana miércoles».

4) PROYECTO PRESENTADO

«Carp. Nº 894/92

«MAESTRA ISABEL VILLANUSTRE».
SE DESIGNA CON SU NOMBRE LA ESCUELA Nº 22 DE CERRO DE LAS ARMAS, COLONIA

EXPOSICION DE MOTIVOS

La Escuela Nro. 22 de 1er. Grado (Categoría Rural) de Cerro de las Armas, se encuentra ubicada en el Km. 204 de la Ruta 106, a 10 kms. de Colonia Miguelete y 22 kms. de Ombúes de Lavalle, Dpto. de Colonia.

La Sra. Maestra Isabel Villanustre de Santi, nacida el 19 de junio de 1892 y fallecida el 26 de octubre de 1970, desarrolló la mayor parte de su carrera docente en la Escuela Nro. 22 de Cerro de las Armas, entre los años 1911 y 1937.

Se desempeñó primero como interina por nombramiento directo, y luego como Maestra Directora efectiva por concurso del 13 de marzo de 1913.

En 27 años de labor ininterrumpida, logró recién ayudantía en 1935, después de 25 años de trabajo, a pesar de que el alumnado de la Escuela por entonces fue aproximadamente de un centenar por año, sobrepasándolo a veces, y con edades de alumnos que supieron llegar a los 16 y 17 años.

No todas las familias mandaban sus hijos a la Escuela, lo que demandaba una lucha constante de la Maestra Directora Isabel Villanustre.

Su personalidad sobria y muy recta pero no exenta de amabilidad, la constituyó dentro de la vecindad en una auténtica autoridad.

Su gran obra la forjó día por día y año por año, teniendo muy claros los límites del bien y del mal, dentro del aula y fuera de ella. Fue una mujer con gran carácter pero también con inmensa sensibilidad.

Cerro de las Armas fue un centro poblado antes que existieran Colonia Miguelete y Ombúes de Lavalle. Contaba con Juzgado, Policía, Comercios, Club Social y Deportivo (que aún existe), pequeñas industrias y una de las primeras Sociedades de Fomento del país. La zona de influencia de la Escuela alcanzaba un radio de entre 10 y 15 kms. Era paso de diligencia primero y luego de ómnibus, contándose con ferrocarril en la ciudad de Tarariras. Se calcula que por ese entonces la población era de 800 personas.

En la actualidad, Cerro de las Armas cuenta con una pequeña población y una campaña productiva, campo de recría, un club social y deportivo, comercios; y lo más importante, el profundo afecto de los ex-alumnos y vecinos por su lugar y su Escuela.

El 8 de noviembre próximo, cuando la población de Cerro de las Armas celebrará los 104 años de la Escuela, estará presente, en su plena vigencia, el recuerdo y la obra de la Maestra Directora Isabel Villanustre.

Pablo Millor, Dante Irurtia. Senadores.

PROYECTO DE LEY

Artículo Unico. - Desígnase con el nombre «Maestra Isabel Villanustre» la Escuela Nro. 22 de 1er. Grado (Categoría Rural) de Cerro de las Armas, departamento de Colonia dependiente de la Administración Nacional de Educación Pública (Consejo de Educación Primaria).

Pablo Millor, Dante Irurtia. Senadores».

5) INTEGRACION DEL CUERPO

SEÑOR PRESIDENTE. - Dése cuenta de varios asuntos relativos a la integración del Cuerpo.

(Se da de los siguientes:)

«El señor Arturo Heber Füllgraff comunica que por esta vez no acepta la convocatoria de que ha sido objeto».

-Léase.

(Se lee:)

«Montevideo, 5 de agosto de 1992.

Señor Presidente de la
Cámara de Senadores
Dr. Walter Santoro
Presente

De mi mayor consideración:

Por la presente me dirijo a Ud. para comunicarle que por esta vez, no acepto la convocatoria de que se me ha formulado para integrar el Cuerpo que Ud. preside.

Sin otro particular, saludo al Señor Presidente con mi consideración más distinguida.

Arturo Heber Füllgraff. Representante Nacional por Florida».

-Téngase presente.

«El señor Agustín de Urtubey comunica que por esta vez no acepta la convocatoria de que ha sido objeto».

-Léase.

(Se lee:)

«Montevideo, 5 de agosto de 1992.

Señor Presidente de la
Asamblea del Senado
Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez
Presente

De mi consideración:

Por la presente renuncio por esta única vez a la convocatoria que ese Alto Cuerpo me dirigiera en el día de hoy para integrarlo.

Sin otro particular, saludo a Ud. con mi más distinguida consideración.

Agustín de Urtubey».

-Téngase presente.

«El señor Rodríguez Carrasco comunica que por esta vez no acepta la convocatoria de que ha sido objeto».

-Léase.

(Se lee:)

«Montevideo, 5 de agosto de 1992.

Señor Presidente de la
Cámara de Senadores
Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez
Presente

Habiendo sido convocado para integrar el Senado de la República, comunico a usted que por esta vez no acepto la referida convocatoria.

Saludo a usted atentamente,

H. Rodríguez Carrasco».

-Téngase presente.

Estando en antesala el señor Julián Olascoaga, suplente convocado, se lo invita a pasar al hemiciclo y, habiendo prestado el juramento de estilo, se lo declara incorporado al Cuerpo.

(Entra a Sala el señor Julián Olascoaga)

6) MAESTRO HECTOR TOSAR

SEÑOR PRESIDENTE. - El Senado entra a la hora previa.

Tiene la palabra el señor senador Zumarán.

SEÑOR ZUMARAN. - Hemos pedido la palabra en esta hora previa para ocuparnos de un tema que, en nuestro concepto, importa mucho a la cultura del país. Queremos referirnos, señor Presidente, al maestro Héctor Tosar y lo queremos hacer en un doble sentido: por un lado, tributarle un homenaje destacando los momentos más significativos de su trayectoria, teniendo la alegría de poder brindarlo en vida a un hombre de los quilates del maestro Tosar. Pero además, señor Presidente para llamar la atención de las autoridades competentes con respecto a la ausencia de las obras del maestro Tosar en la vida musical del Uruguay.

Es, sin duda, uno de los compositores contemporáneos vivos más importantes de América Latina y este silencio de que ahora es objeto no es el único que ha soportado en su vida. Debió ya atravesar un tiempo de silencio cuando la dictadura quitó su nombre de todos los escenarios del país, obligándolo a emigrar, tal vez sin darse cuenta que ello lo enriqueció aun más.

El hecho insólito que queremos destacar es que restablecido el sistema democrático, todos esperábamos estar deleitándonos con el suntuoso Te Deum -quizás la obra magna y de más importancia de Tosar- que debido al extraño destino que le ha tocado al maestro, fue estrenado con gran éxito en España y no en el país. Además, hubiésemos deseado escuchar su notable Salmo que estrenó Juan José Castro pero, sin embargo, nada de eso se conoce en nuestro país y las nuevas generaciones no tienen oportunidad de adentrarse en la obra de este gran músico uruguayo. Por lo tanto, nos preguntamos si habrá que hurgar dentro de las instituciones oficiales de este país a fin de saber cuál es el motivo de este flagrante descuido. ¿Es que acaso no se conoce que Tosar haya sido el único uruguayo distinguido por la Beca Guggenheim de Estado Unidos o que haya tenido la oportunidad de dictar clases en la cátedra de composición en diversas Universidades de América?

Como contraste inexplicable de lo que con su obra ocurre en nuestro país, debemos destacar que su espléndida Sinfonía Nº 2 para Cuerdas fue dirigida por el notable mexicano Eduardo Mata con la Sinfónica de Dallas y luego repetida por el mismo Director, nada menos que con la Filarmónica de Londres.

Teniendo en cuenta estos hechos, cabría preguntarse qué dejamos para los jóvenes creadores uruguayos si un maestro de reconocimiento internacional recibe el silencio como trato en su tierra.

Debemos destacar que el maestro Héctor Tosar, entre otros premios, tiene el Reichold a la Sinfonía, el Accesit de Composición del Conservatorio Nacional de Música de París, el Primer Premio «Concurso Latinoamericano de Composición Ciudad de Maracaibo», de Venezuela, entre otros. Asimismo, es un brillante compositor, pianista, director y pedagogo y ha sido un verdadero diplomático itinerante, un digno representante de nuestro país en el mundo.

A continuación, queremos leer algunos comentarios que sobre la obra de Tosar realizó Hugo García Robles. A juicio de éste, Tosar es un abanderado en la primera línea de los compositores vivientes americanos. Además, destaca: «Desde 1961 ha estado trabajando por invitación del maestro Juan José Castro en el Conservatorio de Puerto Rico, que fundara Casals. Allí ha tenido a su cargo el Departamento de Teoría, dando clases de composición, armonía y forma». También se hace mención al hecho de que participó en la Dirección del Conservatorio y en la conducción de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. En su interesante artículo, más adelante, García Robles expresa: «Tosar ha hecho la experiencia de la ‘nueva música’. Conoció al compositor electrónico argentino Mario Davidowsky en Nueva York y estuvo junto con él en el laboratorio de la Universidad de Columbia». En relación con este pasaje en el laboratorio de la Universidad de Columbia, el propio Tosar expresa: «La sensación que sentí en el laboratorio electrónico de la Universidad de Columbia fue de omnipoderío. Todo lo que un compositor pudo desear alguna vez era aquí posible. Y aun más: aquello que no imaginó o deseó nunca, lo que un oído humano nunca oyó, también era posible. De esto último se desprende una extraña relación entre la máquina y el compositor: El saber que la máquina nos puede suministrar más de lo que concebimos». Reitero, estas son palabras de Tosar respecto a su inolvidable experiencia en la Universidad de Columbia con su nueva música.

Señor Presidente: hoy Tosar está enfermo; el maestro tiene más de medio siglo de producción, es el compositor uruguayo vivo más importante y, sin embargo, su obra está inédita. No existe un solo long play, casete, o compact que lo quite definitivamente del olvido. Con su salud quebrantada y casi con setenta años, hace pocos días Tosar tuvo un infarto.

A mi juicio, el Uruguay, la sociedad toda, tiene una cuenta pendiente con el compositor, con el pianista, con el director y el pedagogo, pero también tiene una deuda, y mayor, con el hombre.

Por lo tanto, creo que las autoridades deben una explicación por este ostracismo, por este inexplicable olvido. Preferiría, claro está, que fuera esto último, es decir, simplemente un olvido porque si bien sería imperdonable, podría corregirse de inmediato. En tal sentido, bastaría que su Te Deum, presentado por única vez en 1965 por el Coro y la Orquesta del SODRE, fuera reeditado como un homenaje a quien se merece mucho más.

En consecuencia, señor Presidente, solicito que la versión taquigráfica de mis palabras pase al maestro Tosar, al Ministerio de Educación y Cultura y, por su intermedio, al Consejo Directivo del SODRE.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se va a votar la moción presentada por el señor senador Zumarán.

(Se vota:)

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

7) BANCO DE LA REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY. Préstamos sociales.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Toledo.

SEÑOR TOLEDO. - Señor Presidente: días pasados nos encontramos con viejos compañeros ferroviarios con los que hemos compartido muchos años de trabajo en el ferrocarril, AFE y sus talleres y conversamos de un problema que nos preocupa mucho.

Pero no es sobre los temas del riel que queríamos hablar hoy -aunque espero poder hacerlo- sino sobre una preocupación que estos compañeros nos planteaban en dicha conversación, y que afecta a un numeroso sector de nuestra población. Queremos referirnos a los préstamos de la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos, que es una sección del Banco de la República, según lo define el artículo 35 de la Ley Nº 9.808, que es la Carta Orgánica del Banco.

Estos préstamos especificados en los artículos 36 y 37 de dicha Ley y otorgados según la reglamentación correspondiente, son los comúnmente conocidos con el nombre de «la opereta», y se otorgan sobre sueldos y jubilaciones de empleados públicos y pensionistas militares y civiles.

Quedamos realmente asombrados, señor Presidente, al saber el monto de las cuotas que están pagando. Por ello, intentamos obtener algunos datos más, con lo que nuestro asombro fue mayor. Por un préstamo de N$ 1:000.000, en 10 meses, la cuota es de N$ 147.500, lo que significa un interés del 117% anual, según indica la misma tabla de cálculo. Obsérvese que esto representa un interés en dólares -si no me falló el cálculo- de un 58% anual, si se mantiene una devaluación del 38%. Con respecto a la inflación, esto es una tasa del 28% al ritmo actual del 70%.

Por lo tanto, estaríamos hablando de un 28% real y un 58% medido en dólares para préstamos que son para el consumo de gente modesta, como dice el artículo 36 de la Ley Nº 9.808: «a personas que ejerzan profesión u oficio».

Podríamos recordar los tiempos en los que no había inflación, pero sí y todo el artículo 38 de dicha Ley decía: «El interés que deba cobrar y pagar la Caja será fijado por el Directorio, no pudiendo sin embargo exceder del 8% anual en las operaciones que sobre sueldos, jubilaciones o pensiones verifique con los empleados públicos o pensionistas militares y civiles».

No es nuestra intención, y además está prohibido reglamentariamente, entrar en un debate sobre políticas de tasas de interés o de crédito. Simplemente quisimos hace unas reflexiones, cuando encontramos lo que establecían las leyes fundacionales de las instituciones que constituyeron el país de este fin de siglo, al observar la realidad actual.

Solicitamos, señor Presidente, que la versión taquigráfica de nuestras palabras se remita al Directorio del Banco de la República.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar si la versión taquigráfica de las palabras del señor senador Toledo se remite al Directorio del Banco de la República.

(Se vota:)

-19 en 19. Afirmativa. UNANIMIDAD.

8) RUTA 9 Y PUENTE SOBRE EL ARROYO PAN DE AZUCAR

SEÑOR PRESIDENTE. - Para referirse a otro asunto tiene la palabra el señor senador Toledo.

SEÑOR TOLEDO. - Deseo hacer un breve comentario sobre un tema que considero es muy importante.

Se han culminado las obras de la Ruta 9 que es excelente y de gran importancia, pero aún queda por hacer el nuevo puente sobre el arroyo Pan de Azúcar en la entrada de la ciudad que lleva su nombre; en realidad, el nombre se lo da el cerro, pero no sé qué es lo más lindo, si éste o el arroyo. El problema es que ese puente está en malas condiciones y los técnicos del Ministerio de Transporte y Obras le han encontrado fallas por lo que debieron señalizarlo indicando que el máximo de carga transportable es de 10 toneladas, aunque, inevitablemente por esa ruta pasan vehículos de carga y pasajeros con un tonelaje superior a ese tope. Podría asegurar que por allí transitan vehículos de más de 30 ó 35 toneladas.

Por estas razones, se debe mejorar la estructura de dicho puente urgentemente, para lograr un mínimo de seguridad hasta que se realice el nuevo que ya está proyectado pero, va a demorar un poco.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras se remita al Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la solicitud del señor senador Toledo en el sentido de que la versión taquigráfica de sus palabras se remita al Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

(Se vota:)

-19 en 19. Afirmativa. UNANIMIDAD.

9) MAESTRO HECTOR TOSAR

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Bruera.

SEÑOR BRUERA. - Señor Presidente: después de escuchar las palabras del señor senador Zumarán, no puedo dejar de rendir homenaje a este gran maestro de la música uruguaya que es el señor Tosar. Realmente me siento tocado por la preocupación que planteó el señor senador Zumarán en cuanto a la salud de este músico, hombre que ha hecho surco profundo en toda la cultura uruguaya y cuyos valores son reconocidos mundialmente.

Deseaba expresar estas palabras de adhesión y reconocimiento al homenaje que le ha tributado el señor senador Zumarán.

10) CENTRAL NUCLEAR EN PASO DE LOS TOROS. Su posible construcción.

SEÑOR PRESIDENTE. - Para ocuparse de otro tema, continúa en el uso de la palabra el señor senador Bruera.

SEÑOR BRUERA. - Deseo expresar algunas palabras en torno a una preocupación que ha reunido a mucha gente en el departamento de Tacuarembó con respecto a si se va o no a construir una central atómica en Paso de los Toros. Hace pocos días se reunieron más de 400 personas en un cine de la ciudad de Tacuarembó donde se dio información sobre el asunto. Asimismo, en la ciudad de Rivera se llevaron a cabo múltiples reuniones, la Junta Departamental de Artigas hizo una declaración sobre el problema y, en el día de ayer, la Junta Local de Paso de los Toros se pronunció en contra de este proyecto.

Evidentemente, este problema es realmente preocupante y podríamos decir que, de alguna manera, la tragedia de Chernobyl fue un hazado que marcó la historia de las centrales atómicas, ya que llevó a la muerte a muchos ciudadanos, algunos de los que sobrevivieron deben llevar una vida muy difícil y otros están condenados a muerte.

En el orden del día de la sesión de la Cámara de Representantes convocada para el 18 del corriente mes, se encuentra la consideración de un acuerdo con el Gobierno de Canadá para la cooperación en los usos pacíficos de la energía nuclear. En ese sentido, hay un informe favorable firmado por todos los sectores. En el primer artículo de dicho informe se habla de aprobar el acuerdo y en el segundo se establece que la instalación de centrales nucleares que puedan derivar de la aplicación de este acuerdo, está comprendida en la obligación de ser aprobadas por la ley según lo previsto en el artículo 215 de la Ley Nº 16.226 del 29 de octubre de 1991.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el texto del Acuerdo no se menciona en ningún momento la instalación de una central nuclear. Además, en el inciso c) del artículo II del mencionado Acuerdo, se establece que la ejecución de proyectos de investigación y desarrollo, así como de producción y aplicación de isótopos y diseño de energía nuclear es para su uso en campos como agricultura, medicina y generación eléctrica. A este respecto, todos sabemos que esta última puede producirse a partir de una central. Por otro lado, en el Apéndice B) se menciona el equipo objeto de este Acuerdo, en el que figuran reactores nucleares, vasijas de presión del reactor, interiores del reactor, varillas de control del reactor, bombas primarias de refrigeración y plantas para el reproceso de elementos combustibles. Casualmente, señor Presidente, todo este material mencionado sirve para la instalación de una central nuclear.

Reitero mi preocupación por este tema -que será considerado el 18 de agosto por la Cámara de Representantes- en el sentido de los problemas que puedan ocasionar los desperdicios atómicos que implican la instalación de cualquier central, tal como se puede suponer después de leer el Acuerdo entre Uruguay y Canadá que está en discusión.

Por lo expuesto, solicito que la versión taquigráfica de mis palabras se remita a la Presidencia de la Cámara de Representantes, a las Intendencias Municipales y Juntas Departamentales, a las Intendencias Municipales y Juntas Departamentales de Tacuarembó y Artigas y a la Junta Local Autónoma de Paso de los Toros.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se va a votar la solicitud del señor senador Bruera en el sentido de que la versión taquigráfica de sus palabras se remita a la Presidencia de la Cámara de Representantes, a las Intendencias Municipales y Juntas Departamentales de Tacuarembó y Artigas y a la Junta Local Autónoma de Paso de los Toros.

(Se vota:)

-23 en 23. Afirmativa. UNANIMIDAD.

11) ADMINISTRACION NACIONAL DE TELECOMUNICACIONES. Situación de varios fleteros. Pedido de informes.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Cassina.

SEÑOR CASSINA. - Señor Presidente: varios miembros del Senado, pertenecientes a distintos partidos y sectores, estamos presentando un pedido de informes a cursar al Ministerio de Defensa Nacional, requiriendo información de la Administración Nacional de Telecomunicaciones, ANTEL, sobre la situación de 74 fleteros que había contratado el Ente para estar a la orden de este organismo estatal y que han sido cesados en esta relación contractual, que no sé exactamente cómo definirla porque ignoro los términos del o de los contratos que con ellos había celebrado ANTEL.

Sin perjuicio del trámite de este pedido de informes en donde indagamos sobre la naturaleza jurídica de los contratos celebrados, los fundamentos de Derecho tenidos en cuenta por ANTEL para rescindirlos o dar por terminadas estas relaciones contractuales, las razones de mérito en que se fundó la resolución y los criterios con que se seleccionó a estos 74 fleteros para hacer cesar esas relaciones entre el total de los que el Organismo contrata, queremos aprovechar esta exposición en la hora previa para enfatizar nuestra preocupación sobre esta decisión del Directorio de ANTEL sobre la que estamos requiriendo, por la vía del pedido de informes y de estas manifestaciones, una información muy rápida, urgente y, en la medida de lo posible, la corrección de la resolución adoptada por el mencionado Ente estatal.

Tal como mencioné anteriormente, desconocemos los fundamentos de Derecho y las razones de mérito tomadas en cuenta por el Directorio de ANTEL para adoptar esta decisión por la que cesaron en sus tareas 74 fleteros, lo que obviamente crea una situación difícil desde el punto de vista laboral a quienes desempeñaban esta actividad y a las personas que de ellos dependen.

De todos modos, nos impresiona una decisión que, al abarcar colectivamente -más allá de que las decisiones tengan carácter individual- a un número tan importante de fleteros, crea una situación de conflicto con personas que han venido desempeñando una relación contractual con ANTEL y en cuyo cumplimiento -según han informado públicamente los propios interesados- no han habido observaciones, objeciones o sanciones; en definitiva, los fleteros sancionados con el cese de la relación contractual, no han incurrido en ningún tipo de incumplimiento a las obligaciones resultantes del o de los contratos celebrados con ANTEL.

Por lo tanto, reiterando la preocupación que expresamos varios señores senadores en este pedido de informes que hoy hacemos llegar a la Presidencia del Senado, solicitamos del Ministerio de Defensa Nacional y del Directorio de ANTEL no sólo una muy urgente información al Senado sobre la medida adoptada y sus fundamentos, sino también el examen de la posibilidad de dejar sin efecto esta resolución, en tanto ella no esté fundada en un grave incumplimiento de las obligaciones contractuales que a los fleteros les imponían los contratos celebrados con este Ente.

En tal sentido, solicito que la versión taquigráfica de las palabras que he pronunciado se remita al Ministerio de Defensa Nacional y al Directorio de la Administración Nacional de Telecomunicaciones, ANTEL.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se va a votar la solicitud del señor senador Cassina en el sentido de que la versión taquigráfica de sus palabras sea enviada al Ministerio de Defensa Nacional y, por su intermedio, al Directorio de la Administración Nacional de Telecomunicaciones, ANTEL.

(Se vota:)

-19 en 20. Afirmativa.

12) INGENIERO HECTOR DEL CAMPO. Su fallecimiento.

SEÑOR PRESIDENTE. - El Senado entra al orden del día.

SEÑOR ABREU. - ¿Me permite, señor Presidente, para una cuestión de orden? La misma refiere al homenaje que deseamos tributar al ingeniero Héctor Del Campo, cuyo fallecimiento ocurrió días pasados. En tal sentido, solicitamos autorización al Cuerpo.

SEÑOR PRESIDENTE. - De acuerdo con lo que es de estilo en el Senado -por lo menos, en este Período- la Presidencia concede el uso de la palabra al señor senador Abreu.

SEÑOR ABREU. - El sábado pasado, y ante la congoja de una multitud de amigos, correligionarios, simpatizantes y familiares fueron inhumados los restos del ingeniero Héctor Del Campo.

Como es de conocimiento de los señores senadores, nos unió una profunda amistad al ingeniero Del Campo que se fue consolidando con el paso el tiempo en forma tan espontánea como natural. Por ello, su desaparición nos provocó, a todos quienes nos sentíamos vinculados a él -particularmente, a nosotros- una especial afectación y dolor.

El ingeniero Del Campo tuvo una límpida, extensa y digna trayectoria. Era una personalidad cautivante y cálida, lo cual conformó una expresión excepcional en todas las manifestaciones de su vida. Era un hombre cuya eficiencia, capacidad y expresión humana en toda su dimensión dieron vigor a cada una de las actividades que desempeñó.

Héctor Del Campo fue fundador de la Lista 400; una vieja agrupación política, un tradicional tronco del Partido Nacional. Junto a los doctores Washington Beltrán y Enrique Beltrán y al señor Wilson Ferreira Alduante, constituyó, desde la década de 1940, una agrupación política que, aunque dispersa, hoy mantiene una presencia activa en el caudal espiritual y en la reserva moral de la colectividad que integra.

Fue representante nacional; en 1967, constituyente, y en los últimos tiempos ocupaba el cargo de Director del Partido Nacional, presidiendo, a su vez, y por designación del Poder Ejecutivo, la Comisión de Homenaje al doctor Washington Beltrán.

Asimismo actuó en el ámbito deportivo, lo cual contribuyó a resaltar su rica personalidad. Integró la Federación de Natación; fue dirigente del Jockey Club; presidió al Club Danubio, al que tanto tiempo y esfuerzo dedicó; ejerció la Presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol, durante el período llamado «Ejecutivo de Oro», y en estos últimos tiempos, la Vicepresidencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

En esa personalidad excepcional, había facetas que lo distinguían. Fue un amigo leal, íntegro, transparente, que no categorizaba a sus interlocutores y a sus amigos; demostraba tanto afecto por el humilde como por el encumbrado. Cada una de sus manifestaciones era la expresión más clara de un alma buena, sencilla y, fundamentalmente, solidaria con cada uno de sus semejantes.

Era un hombre honesto, y este es un aspecto de su personalidad que debe valorarse mucho, en tanto que, a veces, en el ámbito de la vida pública se cuestiona de tal modo la honestidad, que hasta llega a constituirse en una virtud. Simplemente, ejerció su actividad pública sin necesidad de tener que expresar cuáles son las bondades que deben adornar al hombre público. En su condición de representante nacional y de Vicepresidente del Banco Central del Uruguay, demostró silenciosamente esa honestidad y capacidad, tan firme como ejemplar en cada una de sus expresiones.

Fue un hombre inteligente, creativo y con capacidad de aporte en cada una de sus manifestaciones. Esa personalidad estaba adornada, fundamentalmente, con una de las cualidades más excelsas o, por lo menos, de las que nosotros consideramos más resaltables en el ser humano: la mesura, la ponderación. Decía Renán: «Los hombres se atormentan por tener razón. Feliz del que la tiene mesuradamente». Precisamente, el ingeniero Del Campo tuvo la razón, en forma mesurada, en todas sus expresiones. Fue un hombre a quien consultaban los políticos, los deportistas, los encumbrados, los humildes, en fin, todos quienes lo rodearon en su ámbito político, deportivo y familiar, porque también fue un padre y un esposo ejemplar.

Todas estas características llevaron a consolidar una personalidad cuya ausencia hoy sentimos como un desgarramiento.

Fue un amigo que supo cultivar la lealtad, que nunca confundió con la obsecuencia; un hombre de grupo que defendió los intereses de su sector con pasión, calor y honestidad intelectual, sin ceder ante la tentación de caer en el sectarismo. Como hombre de partido, de colectividad política, demostró que, más allá de las ideologías, la intolerancia o la soberbia intelectual son algunas de las actitudes que más deben excluirse de la conducta de quienes actúan en la vida pública.

Héctor Del Campo -para nosotros «Mongo» Del Campo- significó mucho en nuestra vida personal y política, ya que fue un poco el maestro de las pocas cosas buenas que, de alguna manera, podemos encarnar.

Queríamos expresar todo esto en el Senado, en el ámbito de las instituciones democráticas, precisamente, porque éste es uno de los lugares en que él actuó con tanta solvencia, transparencia e idoneidad, enalteciendo la vida democrática y de las instituciones, y donde, fue un intérprete fiel y claro de las mejores virtudes que deben adornar al hombre público.

A todos nos queda un profundo y comprometido recuerdo de «Mongo» Del Campo, porque el ejemplo que dio de su vida rica, generosa, desinteresada y cálida, permanecerá en los que fuimos sus amigos, que lo acompañamos y que aprendimos muchas de las cosas que a manos llenas brindó, fundamentalmente, en relación con aquellos cauces de la expresión ciudadana y democrática, donde estuvo por encima de las estructuras sectoriales y partidarias para constituirse en un ejemplo vivo.

Naturalmente, con la congoja que nos embarga, queremos formular moción para que la versión taquigráfica de las expresiones vertidas en Sala se remita a sus familiares y, además, a fin de que el Senado se ponga de pie y guarde un minuto de silencio en honor a su memoria.

SEÑOR PEREYRA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR PEREYRA. - Señor Presidente: podría suscribir de la primera a la última de las palabras pronunciadas pro el señor senador Abreu en homenaje a la memoria de quien fuera nuestro amigo y compañero de ideales, el ingeniero Héctor Del Campo.

La circunstancia de que su fallecimiento me sorprendiera cumpliendo compromisos políticos en el interior del país, impidió que lo acompañara en el momento en que todos sus amigos y el país entero -en la medida en que lo conoció a través de su larga actuación pública y privada- le lloraron en el momento de sepultar sus restos.

Separando mi condición de amigo de muchos años del ingeniero Del Campo de la de legislador, entiendo que en esta última calidad debo expresarle al Senado la hermosa visión que recogí de la vida de este hombre, dedicado a la función pública, la ejerciera o no efectivamente desde algún cargo. Su preocupación permanente era la tarea de servicio público y la suerte de la democracia uruguaya, encontrando en el Partido Nacional el medio para canalizar sus inquietudes.

Conocí a Del Campo desde muy joven, en la década del ’40 -citada por el señor senador Abreu- formando parte de la legión de hombres jóvenes que fundaron primero la agrupación «División Blanca», posteriormente identificada y conocida política y popularmente como «Agrupación lista 400».

Me encontré con él en el ámbito de la Cámara de Representantes en 1962 cuando por primera vez ingresé a ella. Nos sentábamos junto Del Campo, los doctores Ariel de la Sierra, Enrique Beltrán y quien habla. De esta forma lo pude conocer más profundamente, como un legislador permanentemente preocupado por los problemas de su país, como un hombre de principios sólidos sobre los que asentaba sus convicciones cívicas.

Tal como lo manifestó el señor senador Abreu, Del Campo era un hombre de consulta, desde joven, porque sabía tener la cabeza fría para encarar la solución de los problemas más candentes. El sirvió al país como legislador, como representante del Partido Nacional en el Directorio del Banco Central, participando en las convenciones partidarias y en el Directorio de su Partido porque siempre entendió que los grupos políticos tienen como misión suprema la de servir al país.

La preocupación de Del Campo, ya fuera cumpliendo el ejercicio de cargos públicos, o separado de ellos transitoriamente, era la vida política, la suerte de su país, y la conducta y acción del Partido al que pertenecía. Puso su talento e inteligencia al servicio de esas causas y brilló intensamente. Por eso, cuando se conoció la noticia de su prematuro fallecimiento no hubo uruguayo que no se conmoviera; unos en el ámbito de la acción pública, otros en el del deporte y los demás en el de las relaciones sociales.

Del Campo era un hombre que estaba un tanto por encima de su generación en lo que respecta a la consideración, admiración, aprecio y respeto por sus condiciones, sus preocupaciones cívicas y la rectitud de su conducta. Se enfrentaba a sus amigos y a sus obligaciones casi siempre con una sonrisa; muy pocas veces creemos haberle visto un gesto airado. Sentía profundamente las cosas de que hablaba, pero esbozada siempre una sonrisa amable tras la que se traducía la preocupación de construir, permanentemente, y a través de la que afloraba, el alma de un hombre bueno.

Practicó la principal virtud de la democracia a la que sirvió en todos los instantes de su vida: la de la tolerancia con el adversario político y para las rencillas internas del Partido que todos sabemos que las hemos tenido. Con Del Campo siempre estuvimos identificados en cuanto a lo que el Partido significaba y a la acción que debía seguir, aunque no siempre, sino muy pocas veces, estuvimos en torno a la misma lista de votación o al mismo grupo sectorial. Sin embargo, él era respetado y querido por encima de estas circunstancias.

Creo que el país pierde a un gran ciudadano y que el Senado hace bien al rendir este homenaje. Los hombres que viven alumbrados por la luz del ideal al servicio del bien común merecen como nadie en este recinto, alma y sostén de la democracia, se alcen las voces de los hombres que representan a su pueblo, para recordar el empuje fecundo de quienes con su acción y conducta honran a su país, a su Partido y al ser humano.

Muchas gracias.

SEÑOR ZUMARAN. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR ZUMARAN. - Señor Presidente: la muerte de Héctor Del Campo nos sorprendió porque si bien sabíamos que tenía algún problema menor de salud, nada nos hacía imaginar que podía dejarnos rápidamente como por desgracia ocurrió. También debido a compromisos políticos el día sábado, nos vimos impedidos de acompañarlo por última vez. Tampoco hemos podido saludar a su señora, a quien profesamos un gran cariño y admiración, ni a sus hijos, con varios de los cuales también tenemos un trato muy particular y afectuoso. Por eso, señor Presidente, adherimos fervorosamente a este homenaje que con total acierto y oportunidad ha propiciado el señor senador Abreu.

Conocimos y tratamos al ingeniero Del campo en estos últimos años. Lo supimos fundador de ese grupo tan original que, dentro del Partido Nacional, ha sido la Lista 400, que ya no tiene expresión electoral pero cuyos dirigentes -que forman un grupo de amigos muy estrecho- se siguen reuniendo prácticamente todas las semanas. Algunos de ellos militan activamente y en primeros planos en distintos sectores del Partido Nacional.

Asimismo, puedo dar testimonio aquí, en el Senado de la República, de la admiración, cariño y amistad que se profesaron el ingeniero Del Campo y Wilson Ferreira Aldunate. Y fueron amigos en todas las épocas; en aquellos años tan duros, posteriores a 1973, cuando mucha gente le dio vuelta la cara, el ingeniero Del Campo no perdió oportunidad, fuera del país, de ver y tratar a Wilson y de llevarle en todo momento su aliento, su esperanza y su afecto. Puedo dar fe -reitero- del profundo reconocimiento que Wilson tuvo siempre por el ingeniero Del Campo.

Apenas reiniciada la vida constitucional del país, Wilson Ferreira Aldunate llevó al ingeniero Del Campo al Banco Central, donde desplegó también sus indudables condiciones para la materia económica. No era muy afecto a hablar in extenso sobre economía -creo que nadie debe haber oído alguna conferencia suya al respecto- pero era, sin embargo, una persona de extraordinarios conocimientos en el tema, muy solventes y fundados, que además sabía unir su experiencia política como Representante Nacional y miembro de las Comisiones de Hacienda y de Presupuestos de la rama baja del Parlamento; obviamente, tenía inclinación por la materia económica.

Su vida profesional estuvo siempre vinculada a los sectores activos de la economía del país. Cabe recordar que el ingeniero Del Campo era ingeniero textil, título que obtuvo en el exterior y que, desgraciadamente, ostentan muy pocos en nuestro país, a pesar de que el Uruguay tiene en la lana y en la industria textil su principal riqueza.

Fue también un hombre de finanzas, muy vinculado a la Bolsa de Valores, que siempre le contó como un animador y un gran conocedor de los temas financieros. Toda su experiencia y sus conocimientos los volcó a manos llenas mientras fue Director del Banco Central del Uruguay, en un momento difícil del país, como fue el del retorno a la democracia. Era necesario reordenar el sistema institucional y financiero en un Banco que había heredado todo el crac de los años 1981 y 1982, la ruptura de «la tablita» y la compra de Carteras, y que posteriormente tuvo que enfrentar la caída del Banco Comercial, del Banco La Caja Obrera y del Banco Pan de Azúcar. Durante todos esos episodios, mantuvimos una estrecha relación con el ingeniero Del Campo y pudimos comprobar sus extraordinarias condiciones de gobernante y de estadista.

Sabía amenizar estas aburridas conversaciones sobre temas financieros con una vivencia muy profunda de la vida del deporte, no ya desde la Presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol -ya recordada- sino desde la de su Club Danubio -del que hablaba mucho más- que integraba a toda esa muchachada de los barrios pobres del entorno de la Curva de Maroñas. Se ocupaba personalmente de apoyar a los chicos de 14, 15 ó 16 años -en general provenientes de hogares muy humildes- y los trataba como a hijos, aconsejando inclusive a sus familias, como en aquellos años de 1987 y 1988, cuando se concretaron pases internacionales muy importantes. Sus extraordinarias condiciones humanas siempre quedaban de manifiesto.

Es conocida también su afición por las carreras de caballos, por el Jockey Club, así como por una actividad que desarrollaba intensamente, por ejemplo, en medio de las crisis financieras, como forma de descanso mental: me refiero a su pasión por el ajedrez, juego al que le dedicaba horas.

Fue, sin duda, una persona polifacética que en todos los aspectos de la vida -en la política, en el deporte, en la amistad y en el compañerismo- puso siempre de manifiesto un extraordinario valor humano. Era afectuoso, bondadoso, humano y dado siempre al bien y a lo constructivo.

Estoy absolutamente seguro de que dejará una huella imborrable y un recuerdo imperecedero en todos quienes lo hemos tratado, y que para su señora y sus hijos -acongojados por la pérdida que han sufrido- esta vida ejemplar será fuente de enseñanzas e indicadora de los pasos a seguir.

Por todo ello, señor Presidente, adherimos gustosos a este homenaje que se rinde a la memoria del ingeniero Del Campo.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Alonso Tellechea.

SEÑOR ALONSO TELLECHEA. - Señor Presidente: en nombre de nuestra bancada y en el nuestro personal, quisiéramos contribuir en lo posible a completar la semblanza de este gran hombre que nos ha dejado, cuya personalidad polifacética ha sido descrita con gran riqueza por los señores senadores preopinantes, quienes han puesto de manifiesto muchas de sus virtudes. Político, deportista, apasionado investigador, fue sin duda un pluridisciplinario, un inquieto, en cierta medida un bohemio, una de esas personalidades que ganan la confianza de todos los que lo conocen.

Su trato amable le permitió tener innumerables amigos, muchos de los cuales lo acompañaron el último fin de semana y otros, lamentablemente, no pudieron estar presentes. Como ya se ha dicho en Sala, la personalidad del ingeniero Del Campo, sin lugar a dudas, no tenía discusión.

Personalmente, siempre admiré a aquellos que tienen la capacidad de desarrollar varias actividades simultáneamente y en forma eficiente. El ingeniero Del Campo era una de esas personas, y en cada ámbito en el que actuó se desempeñó bien.

Muchas veces se ha señalado que cuando se realizan diversas actividades en áreas tan disímiles como la profesional, la política y la deportiva -porque el ingeniero Del Campo también era un deportista- a veces ello va en desmedro de otros valores primarios, como puede ser la formación de una familia. Y es, justamente, a este último aspecto al de que deseo referirme, debido a vivencias personales.

Por esa suerte que tenemos los orientales de transmitir relaciones familiares de una generación a otra, que va mas allá de banderías políticas, de circunstancias o de posiciones económicas, podemos decir que nos unía a la familia Del Campo una verdadera amistad, de esas que se trasmiten de abuelos a padres y de éstos a sus hijos. Una amistad de ese tipo es la que relacionó a su familia con la mía, pues fue compañero de clase de mi padre y, además, tuve la suerte de ser compañero de su hijo.

Así como todos coincidimos en que esta personalidad se desempeñó muy bien en distintas actividades, no debemos dejar de lado su faceta de padre ejemplar. Para sus hijos, fue su principal estímulo y figura de inspiración. Los integrantes de la familia del ingeniero Del Campo fueron sus primeros adeptos, los primeros «hinchas» de su club, los primeros votantes de su lista, y hoy lo siguen siendo, pues esta personalidad perteneció a esa estirpe de orientales que dan todo por el país y por su gente, y ambos se lo reconocen. De ellos y del ingeniero Del Campo nos sentimos orgullosos.

Por estas razones, adherimos a este homenaje que el Senado de la República tributa a uno de los grandes hombres de esta Patria.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE. - Señor Presidente: en momentos como estos, uno se pregunta si las palabras sirven para algo.

Si para alguien fue inesperada la muerte del ingeniero Del Campo, para mí lo fue muy particularmente. El día jueves por la noche, quizás con quien tuvo una de sus últimas conversaciones fue con quien habla, en la sede del Club Danubio. Pocas horas después, en la madrugada, partí hacia Artigas, y cuando al atardecer del día viernes hice una llamada telefónica a Montevideo, me enteré de que había sido internado en el Hospital Británico. Pensé que se trataba de un quebranto menor de salud, ya que no tenían información sobre la gravedad de su afección. Al día siguiente, el sábado, en Bella Unión, cuando a las 19 horas llegaron los diarios, vi sobre una mesa del hotel su foto publicada junto con la comunicación de su fallecimiento.

Conocí al ingeniero Del Campo en su doble aspecto de hombre político y de deportista. Con el transcurso de los años, más allá de concordancias y de discrepancias -porque poco importan cuando hay respeto, tolerancia y afecto mutuo- fue naciendo una profunda amistad que se mantuvo en forma ininterrumpida.

Tanto en su actividad política como deportiva, había un valor común: me refiero a su bohemia, a su bonhomía, a su humildad, incluso muchas veces difícil de percibir o de comprender en un hombre como el ingeniero Del Campo debido a una cantidad de factores como pueden ser su origen o el lugar donde vivía. En todas y cada una de sus actitudes, el ingeniero Del Campo sentía una profunda preocupación por el pueblo.

El señor senador Zumarán expresó algo que pude percibir muy íntimamente. Me consta que para el ingeniero Del Campo era mucho más importante su Danubio y las divisionales juveniles que su propio cargo de Vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, a pesar de la enorme significación que él reviste.

A medida que uno percibe los valores que adornan a cada hombre, va sintiendo más de cerca o más de lejos su amistad y su afecto. A medida que transcurría el tiempo, fuimos sintiendo por el ingeniero Del Campo un creciente afecto y siempre pudimos percibir su preocupación por la comunidad. En tal sentido, siempre participó de la vida política del país, ejerciera o no cargos públicos; pero esa característica del ingeniero Del Campo también la pudimos dimensionar en el ejercicio de su actividad deportiva. Sentimos por él cada vez más ese respeto que se tiene por todas aquellas personas que hacen del servicio a la comunidad una forma de vida.

Por ello, señor Presidente, considero que la muerte del ingeniero Del Campo será una dura pérdida para el Partido Nacional, para el fútbol y, fundamentalmente, para el país todo. Era una persona de la que todavía mucho se podía esperar y que estaba en condiciones de brindar su experiencia al deporte del país.

Fue una muerte lamentable. Todas las muertes lo son, pero hay unas que lo son más que otras, y ésta, sin duda alguna, es una pérdida grande para todos.

Nuestro partido político -y por supuesto yo también, en un carácter estrictamente personal, debido a que me sentí íntimo amigo del ingeniero Del Campo- se solidariza con el homenaje que tan justicieramente ha solicitado el señor senador Abreu. Era una obligación del Senado rendir este homenaje, y nuestro silencio hubiera sido imperdonable.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Cigliuti.

SEÑOR CIGLIUTI. - Señor Presidente: en pocas oportunidades se podrá decir como en ésta que con la muerte del ingeniero Del Campo el país pierde a una de sus figuras más encumbradas.

A pesar de que no desempeñó empleos públicos, más que el de Representante Nacional y el de Vicepresidente del Banco Central, y de que era una persona de consulta, como señalaron los señores senadores, el ingeniero Del Campo era una de las primeras intelectualidades del país, uno de los hombres más talentosos que ha desfilado por nuestra patria, lleno de condiciones morales e intelectuales que le permitieron cumplir una tarea sobresaliente. De él sí se puede decir como se decía antes de los grandes hombres, que todo lo que le tocó hacer lo hizo bien, como con todo acierto recordaba el señor senador Alonso Tellechea. Lo hizo muy bien en el campo político, en el de la experiencia financiera, en el de la actividad oficial y en el deportivo. Era una persona de consulta, pero de resolución; el conocimiento extraordinario que tenía de todos los problemas lo llevaba a encontrar rápidamente la solución. En este Cuerpo, tenemos compañeros que estuvieron junto a él en la Cámara de Representantes y que recuerdan el brillo y la eficiencia de su actuación. Era, pues, un hombre eficaz y práctico y, a despecho de esa condición aparentemente contradictoria entre el intelectual y el realizador, el ingeniero Del Campo tuvo las dos en importantísima medida.

Personalmente, lo conocí fuera del ámbito político, precisamente, en el deportivo, ya que fue Presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, en lo que se ha dado en llamar el quinquenio de oro. En ese momento, quien habla participaba en la Organización de Fútbol del Interior. De este viejo amigo deberé recordar hoy en el momento de su partida, que una de las conquistas más notables que ha tenido el fútbol del interior en su historia -que ya lleva más de 60 años- ha sido la consagración por parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol del pase con consentimiento; vale decir, la exigencia de que ningún jugador del interior pudiera actuar en ningún cuadro profesional de Montevideo sin tener el consentimiento de su club de origen y de acuerdo con las condiciones que se conviniera. Se trata, entonces, de una conquista que el fútbol del interior buscó por mucho tiempo y de la cual el ingeniero Del Campo es el creador. En esa oportunidad, pude apreciar de qué manera un hombre inteligente y culto y, al mismo tiempo, enamorado de su accionar y seguro de sus propias fuerzas, fue convenciendo, punto por punto, a los integrantes de las instituciones profesionales de Montevideo, ya que precisaba todos los votos menos dos, para poder conseguir este logro. El ingeniero Del Campo los obtuvo, consagrando con gran recogijo y agradecimiento de todo el interior, ese principio que rige desde entonces en las relaciones entre ambos ámbitos deportivos.

Poseía una extraordinaria honradez personal y cívica. Integró el Partido Nacional en forma distinguida; fue siempre blanco. No se privaba de hablar de su Partido y le gustaba la controversia histórica sobre los problemas políticos; casi, diría, que gozaba con ella porque, naturalmente, cuando se trata de personas acostumbradas a respetarse, pueden hablar todo el santo día de opiniones disímiles o contrarias de carácter histórico sin llegar por ese motivo a entristecer ni a palidecer, ni a menoscabar la conversación. Con él daba gusto dialogar, cualquiera fuera la clase de plática que se abordara.

Tuve oportunidad de verlo hace poco tiempo y de tener una larga conversación optimista y alegre; obviamente, peleadora, combativa, gladiadora y aguerrida, porque él no se quería entregar, pues estaba luchando por Danubio. En ese momento, discutía si se debía o no jugar al fútbol con los cuadros importantes en la pequeña cancha de su Club ubicada en la Curva de Maroñas, dando las razones ante varios periodistas, siempre con aquel arrebato inteligente y talentoso que poseía. Se destacaba en él su optimismo y su fuerza de convicción, cualidades que he visto en tan pocas personas, pero que en él se tornaban un instrumento formidable de dialéctica y controversia.

El Partido Colorado lamenta profundamente la muerte de este distinguido ciudadano -uno de los mejores que ha conocido el país- por ser, precisamente, una de las más injustas que hemos registrado. Recordando una frase antigua, podríamos decir: «Muerte, ¿dónde está tu victoria?» Con este derrumbe de una figura tan singular, capacitada y distinguida, la muerte no gana nada; nosotros ganamos el recuerdo eterno y permanente de un gran valor humano y de un admirable hombre como fue el ingeniero Del Campo. Por ello, en vez de llorar, nos inclinamos dando gracias a la vida por habernos dado la suerte de conocer a un hombre como él.

Muchas gracias.

SEÑOR KORZENIAK. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR KORZENIAK. - Señor Presidente: el Frente Amplio adhiere sin ninguna reserva a este homenaje que se está brindando al ingeniero Del Campo y a las condolencias que se han presentado a sus familiares, a su Partido político, a su equipo deportivo y a todo el país, que pudo contarlo entre sus mejores seres humanos.

Tuve oportunidad de conocer al ingeniero Del Campo en el ámbito del Banco Central -ya que trabajé en su Asesoría Jurídica- en cuyo Directorio él se desempeñó con una gran firmeza, pero sin ninguna tozudez, con gran inteligencia, pero sin hacer alarde de ella, con grandes convicciones, pero con enorme respeto por las opiniones técnicas y, finalmente, con una hombría de bien que fue reconocida desde el primer día por todos los funcionarios. Quienes fuimos sus amigos nos honramos con su presencia, con su sabiduría y con su calidad humana.

En consecuencia, adherimos a este homenaje y nos permitimos sugerir que la versión taquigráfica se haga llegar, no solamente a sus familiares, sino -por haberse aludido a las múltiples facetas de esta rica personalidad- también a su institución deportiva, a la Asociación Uruguaya de Fútbol y a la Confederación Sudamericana de Fútbol.

SEÑOR PRESIDENTE. - Quien ocupa circunstancialmente la Presidencia, desea expresar que adhiere a los homenajes que se rinden a la memoria del ingeniero Del Campo. Siempre tuvimos, acerca de su personalidad, un concepto superior, ya que era un hombre talentoso y con una bonhomía destacable.

Admiramos su inteligencia brillante y su gran capacidad para resolver los problemas relativos a economía y finanzas.

Además, fuimos sus compañeros en su actuación en la Cámara de Representantes.

En esta circunstancia en que se le rinde homenaje por su dolorosa desaparición, en nuestra condición de miembros del Partido Nacional, queremos señalar que, posiblemente, nuestro Partido político no supo utilizar debidamente a un ciudadano de tanto talento como el ingeniero Del Campo.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción presentada en el sentido de que el Senado y la Barra, en homenaje a la memoria del ingeniero Héctor Del Campo, procedan a guardar un minuto de silencio y a ponerse de pie. Asimismo, que la versión taquigráfica de las palabras que se han pronunciado sea enviada a sus familiares, a la institución Danubio Football Club, a la Asociación Uruguaya de Fútbol y a la Confederación Sudamericana de Fútbol.

(Se vota:)

-22 en 22. Afirmativa. UNANIMIDAD.

La Mesa invita a los señores senadores y a la Barra a ponerse de pie y a guardar un minuto de silencio en homenaje a la memoria del ingeniero Héctor Del Campo.

(Así se hace)

13) SOLICITUD DE ACUERDO DEL PODER EJECUTIVO PARA ACREDITAR EN CALIDAD DE EMBAJADOR REPRESENTANTE PERMANENTE DE LA REPUBLICA ANTE LA OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS Y LOS ORGANISMOS CON SEDE EN GINEBRA

SEÑOR PRESIDENTE. - Ha concluido la hora previa.

Corresponde que el Senado ingrese a la consideración del orden del día.

SEÑOR BLANCO. - Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BLANCO. - Formulo moción para que el Senado incluya en el orden del día de la sesión de hoy la solicitud de acuerdo del Poder Ejecutivo para acreditar como Representante Permanente de la República ante la Oficina de las Naciones Unidas, los organismos especializados con sede en la ciudad de Ginebra y el GATT, al doctor Miguel Berthet. Si los señores senadores están de acuerdo, podríamos considerar este asunto durante la sesión secreta.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se va a votar la moción formulada por el señor senador Blanco.

(Se vota:)

-22 en 22. Afirmativa. UNANIMIDAD.

14) TIEMPO COMPARTIDO. Regulación legal.

SEÑOR PRESIDENTE. - En consideración el asunto que figura en primer término del orden del día, relativo a las disposiciones que regulan el régimen de «Tiempo Compartido».

SEÑOR ABREU. - Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR ABREU. - En nombre de la Comisión de Constitución y Legislación, solicito el aplazamiento de este tema, en virtud de que aún están pendientes algunos asesoramientos que hemos solicitado sobre este tema.

SEÑOR PRESIDENTE. - Quisiera consultar al señor senador si dicha postergación tiene un plazo establecido.

SEÑOR ABREU. - No, señor Presidente. Oportunamente, informaremos al Cuerpo la fecha para el tratamiento de este asunto.

Concretamente, formulo moción en ese sentido.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción presentada por el señor senador Abreu.

(Se vota:)

-20 en 21. Afirmativa.

15) GANADO MAYOR. Normas para su marcación.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se pasa a considerar el segundo punto del orden del día: «Proyecto de ley por el que se establecen normas para la marcación de ganado mayor. (Carp. Nº 698/91 - Rep. Nº 410/92).

(Antecedentes:)

«Carp. Nº 698/91
Rep. Nº 410/92

CAMARA DE REPRESENTANTES

La Cámara de Representantes, en sesión de hoy, ha sancionado el siguiente

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º. - Sustitúyense los artículos 161, 167 y 179 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941, por los siguientes:

«ARTICULO 161. - El ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble y sean dispuestos por Decreto del Poder Ejecutivo. La marca no podrá exceder de diez centímetros de diámetro en cualquier sentido y debe aplicarse en el vacuno:

A) La primera u original, en el anca junto a la raíz de la cola, del lado izquierdo.

B) La primera contramarca en la parte de atrás del cuarto trasero, lo más arriba posible al costado de la cola, del lado izquierdo; la segunda contramarca abajo de la anterior; la tercera contramarca en la parte de atrás del cuarto trasero lo más arriba posible al costado de la cola del lado derecho y la cuarta contramarca, abajo de ésta, también a la derecha. De ser necesario establecer más contramarcas aun, éstas serán estampadas abajo de las ya puestas y en el mismo orden.

C) Las marcas de clasificación, sean de las sociedades de criadores, pedigree o cualquier otra identificación que deba estamparse en el ganado vacuno, deberán hacerse del lado izquierdo en la quijada, el brazuelo o en la pierna. En estos últimos dos casos en una línea horizontal paralela, más o menos, a la del dorso, que arrancando del codillo (articulación húmero-radio-cubital) llegue hasta la parte superior de la curva que forma la verija (pliegue de la babilla).

Bajo ningún concepto podrá marcarse en otro lado, siendo nula aquella marcación que contravenga lo indicado en este artículo y pasible de sanción al contraventor por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

D) El ganado yeguarizo sólo se marcará en la pierna izquierda. La primera marca abajo y las contramarcas a su lado hacia arriba».

«ARTICULO 167. - Para clasificación de sus haciendas pueden los propietarios, sin llenar ninguna formalidad, aplicar a sus animales números, caravanas, botones metálicos o signos en las astas, pezuñas, muecas en la nariz o en las partes a que refiere el artículo 161».

«ARTICULO 179. - El productor que adquiera ganado mayor a cualquier título deberá proceder a su contramarcación».

Art. 2º. - Derógase el artículo 166 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio 1941.

Sala de Sesiones de la Cámara de Representantes, en Montevideo, a 20 de noviembre de 1991.

Horacio D. Catalurda Secretario
Juan Adolfo Singer Presidente


CAMARA DE SENADORES
Comisión de Ganadería,
Agricultura y Pesca

INFORME

Al Senado:

Vuestra Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca, por unanimidad, aconseja a la Cámara de Senadores la aprobación del proyecto de ley modificativo de la Legislación vigente en cuanto a marcas y señales de ganado, que se permite elevar a la consideración de este Cuerpo.

Los antecedentes inmediatos que se tuvieron en cuenta lo constituyen el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Senado el 14 de diciembre de 1990 y también el proyecto aprobado por la Cámara de Diputados el 20 de noviembre de 1991, iniciativa formulada por el Representante del departamento de Paysandú, Agapito Alvarez Viera. Se enriqueció el estudio del tema con la concurrencia al seno de la Comisión de delegaciones de la Federación Rural y Asociación Rural que aportaron puntos de vista, en su parte principal, coincidentes con el texto de este proyecto. El objeto del mismo es actualizar y complementar, dándole nueva redacción, los artículos 161, 167 y 179 del Código Rural (sancionado por Ley del 14 de junio de 1941) y que se refieren a la marcación de hacienda mayor (vacunos y yeguarizos).

Estamos seguros que con las nuevas disposiciones que se proyectan se perfecciona el ordenamiento de las normas vigentes con innegable beneficio para productores rurales y para el mejor control desde el punto de vista del interés público.

El artículo 161 del Código Rural (literales A y B del proyecto) se modifica estableciendo un nuevo orden preceptivo para la colocación de la marca original y luego, la primera contramarca. Seguidamente (literal C del proyecto) se indica los lugares en que, optativamente, se aplicarán las posteriores contramarcas. Con lo primero se consigue individualizar fácilmente quiénes fueron el primer y segundo propietario de la hacienda, lo que permite una rápida identificación de ésta.

El artículo 167 del Código Rural en el proyecto continúa básicamente casi con la misma redacción, aunque actualizándola y aclarando expresamente la posibilidad de utilizar marcas a fuego.

El artículo 179 del Código Rural se modifica en el sentido que, de facultativa se transforma en obligatoria la contramarca, porque se ha entendido que de esta manera se pone fin a un régimen que admite sucesivas transmisiones en la propiedad del ganado el cual si no es contramarcado dificulta su debida individualización.

Finalmente se deroga el artículo 166 del Código Rural porque su contenido está contemplado en los artículos 161 y 179 con la nueva redacción propuesta.

Como las disposiciones de este proyecto, de convertirse en ley, antes de su aplicación necesitan una amplia difusión en el medio, es que en el artículo 5º del mismo se acepta esta realidad disponiendo que el Poder Ejecutivo establezca un plazo para su entrada en vigencia.

Sala de la Comisión, a 6 de abril de 1992.

Daoiz Librán Bonino (Miembro Informante), Alvaro Alonso, Danilo Astori, Reinaldo Gargano, Raumar Jude, Carlos Julio Pereyra, Omar Urioste. Senadores.

PROYECTO DE LEY SUSTITUTIVO

Artículo 1º. - Sustitúyese el artículo 161, del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 161. - El ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble y sean adoptados por decreto del Poder Ejecutivo.

La marca no podrá exceder de diez centímetros de diámetro en cualquier sentido y deberá aplicarse así:

A) La primera u original, en el anca junto a la raíz de la cola, del lado izquierdo.

B) La primera contramarca se ubicará al costado de la marca original.

C) Las contramarcas subsiguientes, a elección, en cualquiera de los siguientes puntos del lado izquierdo: a) quijada; b) tabla del pescuezo; c) parte de atrás del cuarto trasero, lo más arriba posible al costado de la cola y d) en el brazuelo o en la pierna, en una línea horizontal paralela, más o menos, a la del dorso, que arrancando del codillo (articulación húmero-radio-cubital) llegue hasta la parte superior de la curva que forma la verija (pliegue de la babilla).

El ganado yeguarizo sólo se marcará en la pierna izquierda, salvo las yeguas destinadas a cría, que podrán serlo en el anca del mismo lado».

Art. 2º. - Sustitúyese el artículo 167 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 167. - Para clasificación de sus haciendas pueden los propietarios, sin llenar ninguna formalidad, aplicar a sus animales números, caravanas, botones metálicos o signos en las astas, pezuñas, muescas en la nariz u orejas, e incluso marcas a fuego en los lugares indicados en el artículo 161, pero del lado derecho».

Art. 3º. - Sustitúyese el artículo 179 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 179. - El productor que adquiera ganado mayor a cualquier título deberá proceder a su contramarcación».

Art. 4º. - Derógase el artículo 166 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951.

Art. 5º. - Como parte de la reglamentación de la presente ley, el Poder Ejecutivo establecerá un plazo para su entrada en vigencia.

Sala de la Comisión, a 6 de abril de 1992.

Daoiz Librán Bonino (Miembro Informante), Alvaro Alonso, Danilo Astori, Reinaldo Gargano, Raumar Jude, Carlos Julio Pereyra, Omar Urioste. Senadores.


PODER EJECUTIVO

Ministerio de Ganadería,
Agricultura y Pesca

Montevideo, 14 de diciembre de 1990.

Sr. Presidente de la Asamblea General:

El Poder Ejecutivo tiene el honor de remitir a ese Cuerpo el adjunto proyecto de ley, por el cual se modifica el lugar de marcación del ganado vacuno, y se deroga la disposición que faculta al vendedor del ganado a contramarcarlo.

El problema del deterioro del cuero por la aplicación de la marca a fuego mediante un hierro candente, ha sido una preocupación de larga data en nuestro país.

En ese sentido, es interesante observar cómo la legislación ha procurado, paulatinamente, ir reduciendo el perjuicio ocasionado en zonas muy valiosas del cuero, por medio de la reducción del diámetro de los hierros para signar el ganado vacuno (Código Rural de 1875 -Ley Nº 4.287- Código Rural de 1942).

Es más aun, por imperio del artículo 247 del Decreto-Ley Nº 14.106, de 14 de marzo de 1973 y del apartado D) del Art. 2º del Decreto Nº 418/973, de 8 de junio de 1973, se ha encomendado al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca la tarea de analizar el sistema de marcación a los efectos de buscar alternativas que eviten el deterioro del cuero.

Al respecto, este proyecto de ley pretende, sin alterar un sistema secular y de efectividad comprobada como lo es la utilización del hierro candente, adecuarlo con una ubicación racional y conveniente en el cuero del animal, de forma tal que no represente una desvalorización del mismo en oportunidad de ser comercializado como al ser industrializado.

Al respecto, se propone mediante la modificación del inciso 2 del artículo 161 del Código Rural, que la aplicación de la marca se realice sobre el lado izquierdo del animal en cualquiera de los siguientes lugares: a) la tabla de pescuezo; b) parte de atrás del cuarto trasero; y c) en el anca.

Esta disposición se complementa con la derogación del artículo 166 del referido Código, en la medida que la facultad de vendedor de ganado mayor de contramarcarlo significa la posibilidad de un mayor deterioro de cuero. A su vez, al no aclarar la disposición, el significado de la operación, ni su valor jurídico, carece de sentido su mantenimiento.

Saluda al Sr. Presidente, con mayor consideración.

Luis Alberto Lacalle Herrera PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, Ing. Agr. Alvaro Ramos Trigo.

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º. - Modifícase el artículo 161 del Código Rural que quedará redactado de la siguiente manera:

«ARTICULO 161. - El ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble y sean adoptados por decreto del Poder Ejecutivo.

La marca no podrá exceder de 10 centímetros de diámetro en cualquier sentido, y debe aplicarse, a elección, en cualquiera de los siguientes puntos del lado izquierdo del ganado vacuno: a) la tabla del pescuezo; b) parte de atrás del cuarto trasero, lo más arriba posible, al costado de la cola; c) en el anca, lo más próximo posible al arranque de la cola.

El ganado yeguarizo sólo se marcará en la pierna izquierda, salvo las yeguas destinadas a crías, que podrán serlo en el anca del mismo lado».

Art. 2º. - Derógase el artículo 166 del Código Rural.

Art. 3º. - Comuníquese, etc.

Ing. Agr. Alvaro Ramos Trigo».

SEÑOR PRESIDENTE. - Léase el proyecto.

(Se lee)

-En discusión general.

Tiene la palabra el miembro informante, señor senador Librán Bonino.

SEÑOR LIBRAN BONINO. - Señor Presidente: en el informe del proyecto de ley que se somete a consideración del Senado se detalla cuál es el propósito de las modificaciones que se introducen a algunos artículos del Código Rural, al tiempo que se establece la finalidad de dichas modificaciones.

Sin perjuicio de ello, voy a hacer lo que habitualmente se llama un informe verbal, previo a la consideración del proyecto.

La Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca ha elaborado por unanimidad un proyecto de ley que cambia algunas disposiciones contenidas en el Código Rural sobre marcación de ganado mayor. En el artículo 61 de dicho Código se establece la obligación de marcar e indica los lugares para ello. Si bien en el artículo 179 se prevé la contramarca, no la hace obligatoria ni tampoco indica los lugares en que se debe aplicar.

El proyecto de ley tiene como finalidad ordenar el Derecho Positivo vigente al respecto. Estamos seguros que con ello beneficiamos al productor rural, a la par que facilitamos controles a la Administración Pública. Asimismo, anula la posibilidad de enajenar el ganado con la marca o contramarca de compra.

Esta iniciativa tiene como antecedente un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, y otro, que ha sido sancionado en la Cámara de Representantes.

Someramente, me voy a referir a las diferencias con aquél, a pesar de que tiene bastante similitud. Este proyecto difiere con el sancionado por la Cámara de Representantes, en que el primero -excepto en la primera contramarca- no indica un orden preceptivo donde se debe contramarcar, siempre que sea del lado izquierdo. En su lugar, se ha preferido señalar varias partes del animal donde podría aplicarse aquélla en forma optativa. En nuestro proyecto de ley se excluye la contramarca en el cuarto derecho. Por su parte, en el proyecto sancionado por la Cámara de Representantes se indican ambos cuartos y varias marcas en cada uno de los lugares que se entiende no es conveniente hacerlo obligatorio. Cabe destacar que, en este sentido, hubo una manifestación expresa del señor Sáenz, en representación de la Asociación Rural del Uruguay. Esto consta en la versión taquigráfica de la Comisión respectiva.

En segundo término, el proyecto sancionado por la Cámara de Representantes -al igual que el artículo 167 del Código rural, sobre Clasificación de Hacienda- no incluye la marca a fuego, a diferencia de la iniciativa que estamos considerando.

En tercer lugar, el proyecto sancionado por la Cámara de Representantes no prevé la quijada como lugar de contramarca -es decir que, en este sentido, no introduce ninguna modificación al enviado por el Poder Ejecutivo- que es habitual en los compradores. Sin embargo, esto se prevé en el proyecto a consideración del Senado, al igual que en el artículo 167 del Código Rural.

En cuarto término, el proyecto de ley sancionado por la Cámara de Representantes acepta ambas nalgas como lugares de contramarca. En cambio, en el nuestro se las desecha, excepto en el cuarto trasero izquierdo, y para una sola aplicación.

Por otra parte, coincide con la iniciativa sancionada por la Cámara de Representantes en que la primera contramarca u original debe efectuarse en el anca, junto a la raíz de la cola, del lado izquierdo. En el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo no se establece un sitio fijo para la contramarca, y menciona el cuarto como uno de los varios lugares que se indican en forma optativa.

La segunda coincidencia radica en la obligatoriedad de la contramarca, que en el artículo 179 del Código Rural es facultativa. Por su parte, en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo no se establece dicha obligatoriedad.

Finalmente, también observamos coincidencias en dos artículos de trámite, es decir, en la derogación del artículo 166 del Código Rural -como también lo hace el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo- y en la marcación del ganado yeguarizo, en los lugares que se indica.

En el repartido figura la exposición de motivos en la cual se detalla con mayor prolijidad cuál ha sido la finalidad del presente proyecto de ley. Cabe agregar que hemos contado con el asesoramiento de algunos miembros de las gremiales rurales. A nuestro juicio, este proyecto de ley constituye un aporte legislativo en favor de la producción pecuaria.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar en general.

(Se vota:)

-18 en 18. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En discusión particular.

Léase el artículo 1º.

SEÑOR PEREYRA. - Formulo moción para que se suprima la lectura de todos los artículos de este proyecto.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se va a votar la moción formulada.

(Se vota:)

-16 en 17. Afirmativa.

En consideración el artículo 1º.

(El texto del artículo cuya lectura se resolvió suprimir es el siguiente:

«Artículo 1º. - Sustitúyese el artículo 161 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941, por el siguiente:

«ARTICULO 161. - El ganado mayor se marcará a fuego por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble y sean adoptados por decreto del Poder Ejecutivo.

La marca no podrá exceder de diez centímetros de diámetro en cualquier sentido y deberá aplicarse así:

A) La primera u original, en el anca junto a la raíz de la cola, del lado izquierdo.

B) La primera contramarca se ubicará al costado de la marca original.

C) Las contramarcas subsiguientes, a elección, en cualquiera de los siguientes puntos del lado izquierdo: a) quijada; b) tabla del pescuezo; c) parte de atrás del cuarto trasero, lo más arriba posible al costado de la cola y d) en el brazuelo o en la pierna, en una línea horizontal paralela, más o menos, a la del dorso, que arrancando del codillo (articulación húmero-radio-cubital) llegue hasta la parte superior de la curva que forma la verija (pliegue de la babilla).

El ganado yeguarizo sólo se marcará en la pierna izquierda, salvo las yeguas destinadas a cría, que podrán serlo en el anca del mismo lado».)

-Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-17 en 17. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 2º.

(El texto del artículo cuya lectura se resolvió suprimir es el siguiente:

«Artículo 2º. - Sustitúyese el artículo 167 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941, por el siguiente:

«ARTICULO 167. - Para clasificación de sus haciendas pueden los propietarios, sin llenar ninguna formalidad, aplicar a sus animales números, caravanas, botones metálicos o signos en las astas, pezuñas, muescas, en la nariz u orejas, e incluso marcas a fuego en los lugares indicados en el artículo 161, pero del lado derecho».)

-Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-17 en 17. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 3º.

(El texto del artículo cuya lectura se resolvió suprimir es el siguiente:

«Artículo 3º. - Sustitúyese el artículo 179 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941, por el siguiente:

«ARTICULO 179. - El productor que adquiera ganado mayor a cualquier título deberá proceder a su contramarcación».)

-Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-17 en 17. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 4º.

(El texto del artículo cuya lectura se resolvió suprimir es el siguiente:

«Artículo 4º. - Derógase el artículo 166 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941».)

-Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-15 en 17. Afirmativa.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Entiendo que hay un error de redacción en el artículo 1º, ya que donde dice: «El ganado mayor se marcará a fuego por medio de otros procedimientos», deberá agregarse la conjunción disyuntiva «o» entre las palabras «fuego» y «por medio».

SEÑOR PEREYRA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR PEREYRA. - Señor Presidente: no conozco otro procedimiento que no sea la marca a fuego -aunque pueden existir otro- ya que tradicionalmente en el país siempre se ha usado ésta. Entonces, me parece que no corresponde dar una opción, cuando, en realidad, queremos identificar la propiedad del animal y la única forma indeleble es la marca a fuego.

SEÑOR PRESIDENTE. - El Senado venía tratando rápidamente las disposiciones y ya se había aprobado el artículo 4º, por lo que estábamos ingresando a la consideración del artículo 5º. Por tanto, tendremos que determinar el procedimiento adecuado para realizar la modificación.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Solicito la reconsideración del artículo 1º.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la reconsideración del artículo 1º.

(Se vota:)

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 1º.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Cuando leí el proyecto sustitutivo preparado por la Comisión del Senado me llamó la atención la forma en que estaba redactado el artículo 161, por lo que fui a cotejarlo con el proyecto que venía aprobado por la Cámara de Representantes. Allí estaba redactado de la siguiente manera: «El ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble». Analizando comparativamente ambos textos, considero que el proyecto sustitutivo que estamos tratando está equivocado ya que falta la conjunción disyuntiva «o», debido a que existen otros procedimientos para marcar, como se aprecia de la lectura del proyecto, aprobado por la Cámara de Representantes, como son los que se realizan con ácidos o con componentes químicos o similares.

SEÑOR GARGANO. - ¿Me permite una interrupción, señor senador?

SEÑOR CADENAS BOIX. - Con mucho gusto.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede interrumpir el señor senador.

SEÑOR GARGANO. - Simplemente, deseo señalar que se trata de un error de transcripción, ya que esto no fue motivo de debate en la Comisión.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede continuar el señor senador Cadenas Boix.

SEÑOR CADENAS BOIX. - Luego de lo expresado por el señor senador Gargano, no es necesario agregar nada más.

SEÑOR PRESIDENTE. - Entre las disposiciones que se citan en este proyecto se incluye la Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1941 del Código Rural, que en su artículo 161 señala que el ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos. Por tanto, hubo un error, de transcripción.

SEÑOR BELVISI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BELVISI. - Señor Presidente: aprovechando la reconsideración de este artículo, deseo hacer una observación.

En el segundo párrafo dice: «La marca no podrá exceder de diez centímetros de diámetro en cualquier sentido y deberá aplicarse así:». No entiendo qué sentido tiene hablar de diez centímetros de diámetro la figura no se refiere a un círculo. Esto me parece un contrasentido desde el punto de vista geométrico.

SEÑOR PRESIDENTE. - Esto se ha aceptado pacíficamente desde 1941.

SEÑOR LIBRAN BONINO. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR LIBRAN BONINO. - Señor Presidente: técnicamente no pongo en duda la observación realizada por el señor senador Belvisi. Lo que ocurre es que se trató de mantener la redacción original del artículo 161 del Código Rural que, a su vez, se ha transcripto en el proyecto de la Cámara de Representantes. De todas formas, si existen razones técnicas puede modificarse.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 1º con la redacción original del artículo 161.

(Se vota:)

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 5º.

(El texto del artículo cuya lectura se resolvió suprimir es el siguiente:

«ARTICULO 5º. - Como parte de la reglamentación de la presente ley, el Poder Ejecutivo establecerá un plazo para su entrada en vigencia».)

-Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

Queda aprobado el proyecto de ley que se comunicará a la Cámara de Representantes.

(Texto del proyecto de ley aprobado:)

«Artículo 1º. - Sutitúyese el artículo 161 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 161. - El ganado mayor se marcará a fuego o por medio de otros procedimientos que produzcan una marca clara e indeleble y sean adoptados por decreto del Poder Ejecutivo.

La marca no podrá exceder de diez centímetros de diámetro en cualquier sentido y deberá aplicarse así:

A) La primera u original, en el anca junto a la raíz de la cola, del lado izquierdo.

B) La primera contramarca se ubicará al costado de la marca original.

C) Las contramarcas subsiguientes, a elección, en cualquiera de los siguientes puntos del lado izquierdo: a) quijada; b) tabla del pescuezo; c) parte de atrás del cuarto trasero, lo más arriba posible al costado de la cola y d) en el brazuelo o en la pierna, en una línea horizontal paralela, más o menos, a la del dorso, que arrancando del codillo (articulación húmero-radio-cubital) llegue hasta la parte superior de la curva que forma la verija (pliegue de la babilla).

El ganado yeguarizo sólo se marcará en la pierna izquierda, salvo las yeguas destinadas a cría, que podrán serlo en el anca del mismo lado».

Art. 2º. - Sustitúyese el artículo 167 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 167. - Para clasificación de sus haciendas pueden los propietarios, sin llenar ninguna formalidad, aplicar a sus animales números, caravanas, botones metálicos o signos en las astas, pezuñas, muescas en la nariz u orejas, e incluso marcas a fuego en los lugares indicados en el artículo 161, pero del lado derecho».

Art. 3º. - Sustitúyese el artículo 179 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951, por el siguiente:

«ARTICULO 179. - El productor que adquiera ganado mayor a cualquier título deberá proceder a su contramarcación».

Art. 4º. - Derógase el artículo 166 del Código Rural, Ley Nº 10.024, de 14 de junio de 1951.

Art. 5º. - Como parte de la reglamentación de la presente ley, el Poder Ejecutivo establecerá un plazo para su entrada en vigencia».

16) SOLICITUD DE ACUERDO DEL PODER EJECUTIVO PARA ACREDITAR EN CALIDAD DE EMBAJADOR REPRESENTANTE PERMANENTE DE LA REPUBLICA ANTE LA OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS Y LOS ORGANISMOS CON SEDE EN GINEBRA
INFORMES DE LA COMISION DE ASUNTOS ADMINISTRATIVOS RELACIONADOS CON SOLICITUDES DE VENIA DEL PODER EJECUTIVO PARA EXONERAR DE SUS CARGOS A VARIOS FUNCIONARIOS

SEÑOR PRESIDENTE. - Corresponde pasar a considerar el asunto que figura en tercer término del orden del día: «Informes de la Comisión de Asuntos Administrativos relacionados con solicitudes de venia del Poder Ejecutivo para exonerar de sus cargos a varios funcionarios», y el que oportunamente se votara fuera incluido.

El Senado pasa a sesión secreta.

(Así se hace. Es la hora 17 y 49 minutos)

(En sesión pública)

SEÑOR PRESIDENTE. - Habiendo número, continúa la sesión.

(Es la hora 18 y 1 minuto)

-Dése cuenta de lo actuado en sesión secreta.

SEÑOR SECRETARIO (Dr. Juan Harán Urioste). - El Senado en sesión secreta resolvió conceder al Poder Ejecutivo acuerdo para acreditar en calidad de Embajador Representante Permanente de la República ante la Oficina de las Naciones Unidas y los Organismos especializados con sede en la ciudad de Ginebra, y ante el GATT, al doctor Miguel J. Berthet. Asimismo concedió venia para exonerar de sus cargos a un funcionario del Ministerio de Educación y Cultura y a un funcionario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Por otra parte, decidió volver a Comisión la venia relativa a la destitución de un funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas.

17) SE LEVANTA LA SESION

SEÑOR PRESIDENTE. - No habiendo más asuntos para considerar, se levanta la sesión.

(Así se hace, a la hora 18 y 2 minutos, presidiendo el doctor Santoro y estando presentes los señores senadores Abreu, Alonso Tellechea, Araújo, Astori, Belvisi, Blanco, Bouza, Cadenas Boix, Cassina, Cigliuti, Gargano, Irurtia, Librán Bonino, Olascoaga, Raffo, Toledo y Zumarán).

DR. WALTER SANTORO Presidente

Dr. Juan Harán Urioste Secretario - Don Mario Farachio Secretario

Don Jorge Peluffo Etchebarne Director General del Cuerpo de Taquígrafos

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.