Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

 

Comisión de Educación y Cultura
Carpeta Nº 568 de 2000
Anexo I al
Repartido Nº 322
Octubre de 2000

 

DERECHOS DE AUTOR SOBRE PROGRAMAS
DE ORDENADOR

 

Protección

 

I n f o r m e


 

Comisión de
Educación y Cultura

INFORME

Señores Representantes:

La Comisión de Educación y Cultura eleva al plenario de la Cámara de Representantes el presente proyecto de ley por el que se regulan los derechos de autor sobre los soportes lógicos.

El proyecto que aquí se presenta es el resultado de un profundo trabajo que no sólo involucró a los integrantes de esta Comisión sino que contó con el invalorable aporte de los Representantes Gabriel Pais, Martín Ponce de León, Margarita Percovich y, en las etapas de estudio iniciales, Luis Alberto Lacalle Pou.

En el transcurso del estudio del proyecto las diferencias iniciales se diluyeron en un proceso de diálogo muy abierto y fecundo en el que se puede afirmar sin temor a equivocarnos que todos los participantes aprendimos mucho.

De modo que el proyecto que aquí se presenta ha sido aprobado por unanimidad en todo su articulado y constituye el primer paso de un proceso de renovación de la legislación existente en nuestro país en materia de derechos autorales que data de 1937.

Efectivamente, esta Comisión también tiene a estudio un proyecto de ley general sobre los "derechos de autor y afines" que junto con el que está a consideración de esta Cámara completará la renovación legislativa en esta materia.

Debe anotarse, además, que la Comisión de Educación y Cultura contó con la opinión de instituciones especializadas en la materia, lo que enriqueció mucho su trabajo. Es así que comparecieron ante esta Comisión, la Cámara Uruguaya de Software, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica del Uruguay.

Con respecto al articulado propuesto, debe señalarse que el mismo se organiza en dieciséis artículos ordenados en cinco capítulos.

El Capítulo I, que regula las disposiciones generales en la materia, comienza definiendo en el artículo 1º el concepto de "soporte lógico". Se entendió necesario establecer una disposición que incorporara expresamente esta definición puesto que se trata de un concepto muy técnico sobre el que es necesario ser muy precisos tanto en su alcance como en su significado.

El artículo 2º señala la analogía existente entre la protección debida al soporte lógico y la correspondiente a las obras literarias. Sin embargo, se deja expresa constancia de que las disposiciones específicas contenidas en la presente ley serán prioritarias con respecto a las disposiciones generales que regulan a las obras literarias.

El artículo 3º define la figura del productor de soporte lógico determinando que éste es quien tiene la responsabilidad en su creación, estableciéndose en su favor una presunción relativa con respecto a mención como tal en la presentación del soporte.

El artículo 4º establece una presunción a favor del productor con respecto al ejercicio de los derechos patrimoniales del soporte lógico así como a los derechos morales.

Este artículo es central en la arquitectura de la norma legislativa puesto que define a favor del productor la titularidad de los derechos de autor en esta materia, asumiendo que los autores han cedido los mismos en su favor.

El fundamento de esta solución radica en el carácter colectivo de la creación del soporte lógico, cada vez más la elaboración de estos requiere del concurso de múltiples aportes con especializaciones diversas que se conjugan para la obtención del producto. En este contexto, el productor cumple la función esencial de articular estos esfuerzos múltiples y hacerlos funcionar de manera tal que se obtenga el resultado buscado.

Parece lógico que el productor, de quien depende básicamente el resultado final, sea quien detente los derechos patrimoniales y morales emergentes de esta creación. De otro modo, el ejercicio de los mismos podría ser engorroso o incluso imposible, puesto que debería determinarse en qué proporción cada uno de los participantes de la creación tendrían derechos autorales y, luego obtener el acuerdo de todos ellos para cada decisión vinculada con la utilización de la obra. Por otra parte, en el Derecho Comparado la solución a favor del productor se encuentra pacíficamente aceptada.

Los artículos 5º y 6º regulan las situaciones de creación de soporte lógico por terceros, ya sea mediante la ejecución de un contrato por encargo o en el marco de una relación de empleo. En ambos casos se establece una presunción sobre los derechos patrimoniales y morales de la obra que puedan cederse a favor de quien encargó la obra (sea como comitente o como empleador).

El fundamento es idéntico al expresado con respecto a la redacción del artículo 4º, quien encargó la obra o quien contrató a una o varias personas para crear un soporte lógico es quien tiene luego el derecho autoral, tanto en sus aspectos patrimoniales como morales, sobre la obra generada.

Los artículos 7º, 8º y 9º definen con claridad las diferentes hipótesis de uso lícito o ilícito de los soportes lógicos. La reproducción de un soporte lógico sin la autorización expresa del titular de los derechos es, por regla general, ilícita. Sin embargo, se exceptúa de esta hipótesis la reproducción de copias con fines de resguardo y las destinadas a fines educativos.

Con respecto a la excepción referida a la finalidad de resguardo, esta Comisión debatió sobre si debiera autorizarse sólo una copia o admitir la posibilidad de que exista más de una. La solución que se presenta admite la pluralidad de copias en la medida que todas y cada una de ellas deben haberse realizado con la finalidad arriba mencionada. De modo que el destino de dichas copias no puede ser otro que el resguardar la versión del soporte adquirida lícitamente ante la eventualidad de su pérdida o destrucción.

La otra excepción incluida en este Capítulo es la potestad otorgada al usuario lícito de un soporte para adaptarlo sólo cuando fuera indispensable para su utilización (artículo 9º). Sin embargo, dicha adaptación sólo es permitida para el usuario lícito; el segundo inciso de este artículo indica con claridad que el soporte así adaptado no podrá copiarse, instalarse o distribuirse sin la autorización expresa del titular de los derechos.

A su vez, en sentido inverso se indica que se entiende que es reproducción ilícita el uso simultáneo por más de una persona de un soporte lógico. Esta norma, expresada en el artículo 8º, busca evitar que quien haya adquirido un ejemplar de un soporte luego lo reproduzca instalándolo en otra máquina y permitiendo multiplicar su capacidad de uso.

En tales casos la conducta lícita es la adquisición de tantas licencias como cantidad de usuarios simultáneos se pretende tener. Por lo tanto, la simultaneidad en el uso sin la autorización del titular de los derechos del soporte constituye una conducta ilícita.

El Capítulo II contiene las garantías para los usuarios de los soportes lógicos.

Por un lado se obliga a que todo soporte lógico que se comercialice incluya un plazo de respaldo técnico (artículo 10) y, por otro lado, se establece la obligación de quien comercializa un soporte lógico de brindar a los usuarios la prestación de los servicios técnicos necesarios para el funcionamiento adecuado del soporte, esta obligación se extiende hasta la expiración de dicho plazo con independencia de que el soporte lógico haya sido retirado de la circulación comercial (artículo 11).

Los Capítulos III y IV constituyen una unidad que establece las diferentes sanciones civiles correspondientes a la verificación de conductas ilícitas vinculadas con el uso o reproducción de los soportes lógicos; así como los procedimientos judiciales establecidos al respecto.

El sistema de sanciones adoptado en esta norma reconoce en el plano civil dos grados diferentes.

La reproducción ilícita de un soporte lógico genera a favor del titular de los derechos o sus causahabientes, el derecho a reclamar el cese de la actividad ilícita y la indemnización de los daños y perjuicios.

En el caso de que el infractor haya reproducido el soporte para darles un uso profesional o comercial, además del cese de la actividad ilícita y la indemnización por daños y perjuicio podrá ser penado civilmente con una pena que lo obligue al pago de hasta cincuenta veces el valor en el mercado del soporte lógico objeto de infracción.

Debe indicarse que el artículo 13 describe las acciones que podrá comprender la resolución que ordene el cese de la actividad ilícita, llegando incluso hasta la destrucción de todos los elementos destinados a la reproducción de las obras ilícitas.

Mientras que el artículo 14 obliga a los proveedores de servicios comunicacionales, en línea o de acceso a redes de comunicaciones incluida Internet a tomar las medidas que impidan que los usuarios de dichos servicios violen los derechos de autor de terceros.

El artículo 15 regula las medidas preparatorias y cautelares correspondientes. En particular se autoriza al Juez a que pueda determinar todas las medidas que estime pertinente a fin de evitar la continuidad o repetición de la violación de los derechos. En este sentido se incluye específicamente la posibilidad de decretar la suspensión inmediata de las actividades ilícitas y el secuestro de los ejemplares objeto de la infracción así como de los equipos o materiales empleados para esta actividad.

Finalmente, el artículo 16 crea una figura delictiva. Esta consiste en la comercialización de las reproducciones ilícitas del soporte lógico. Quien lleve a cabo tal actividad será castigado con una pena de tres meses de prisión a tres años de penitenciaría. Debe dejarse constancia que el adquirente de dicho soporte no incurrirá en delito excepto que proceda a su reventa, en cuyo caso será castigado de igual forma que quien se lo vendió.

De este modo, queda presentado el contenido del proyecto de ley que está a consideración de la Cámara. Su aprobación dotará al país de una norma moderna y actualizada para regular una materia tan significativa para el desarrollo presente y, fundamentalmente, futuro de nuestra sociedad.

Sala de la Comisión, 20 de setiembre de 2000.

PABLO MIERES
Miembro informante
ROQUE ARREGUI
NAHUM BERGSTEIN
HENRY LOPEZ
JOSE CARLOS MAHIA
GLENDA RONDAN

 

PROYECTO DE LEY

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- A los efectos de la presente ley, se entiende por soporte lógico la expresión de una idea, una información o un algoritmo en secuencias ordenadas de base digital, en forma apropiada para ser usada por un dispositivo de procesamiento de información o de control automático. En particular esto incluye los programas de computadoras y la estructuración de información en base de datos o similares para uso de los mencionados dispositivos.

Artículo 2º.- Los soportes lógicos son protegidos en los términos que surgen de la presente ley y, en lo que sea compatible, de la misma manera que las obras literarias. Dicha protección se extiende a todas sus formas de expresión y tanto a los soportes operativos como a los aplicativos, ya sea en forma de código fuente o código objeto.

La protección establecida en la presente ley, se extiende a cualesquiera versiones sucesivas del soporte, así como a los soportes derivados.

Artículo 3º.- Se presume, salvo prueba en contrario, que es productor del soporte lógico la persona física o jurídica que tuvo la responsabilidad en su creación y aparece indicada como tal en la presentación usual del mismo.

Artículo 4º.- Se presume, salvo pacto en contrario, que los autores del soporte lógico han cedido al productor, en forma ilimitada y exclusiva, los derechos patrimoniales sobre la obra, lo que implica la autorización para decidir sobre la divulgación del soporte y para ejercer los derechos morales sobre la misma.

Los autores, salvo pacto en contrario, no pueden oponerse a que el productor realice o autorice la realización de modificaciones o versiones sucesivas del soporte ni de derivados del mismo.

Artículo 5º.- Cuando un soporte lógico se haya realizado en ejecución de un contrato por encargo, se presume, salvo pacto en contrario, que los autores del soporte lógico han cedido al comitente, en forma ilimitada y exclusiva, los derechos patrimoniales sobre la obra así como los derechos morales que puedan ser cedidos.

Artículo 6º.- Cuando un soporte lógico haya sido creado en el marco de una relación de empleo, sea pública o privada, derivada de un contrato de trabajo o de otra forma de prestación de servicios personales, se presume que el autor-empleado ha cedido al empleador, en forma ilimitada y exclusiva, los derechos patrimoniales así como los derechos morales que puedan ser cedidos, salvo pacto en contrario.

Artículo 7º.- No constituye reproducción ilícita de un soporte lógico la realización de copias por el usuario lícito siempre y cuando éstas sean destinadas exclusivamente a fines de resguardo. Tampoco es reproducción ilícita la que se destina a la enseñanza o a la realización de exámenes de instituciones educativas, siempre que no haya fines de lucro y en la medida justificada por el objetivo perseguido.

Artículo 8º.- Constituye reproducción ilícita el uso simultáneo de un soporte lógico por varias personas a menos que se obtenga la autorización expresa del titular de los derechos.

Artículo 9º.- El usuario lícito de un soporte lógico podrá realizar una adaptación de dicho soporte siempre y cuando sea indispensable para la utilización del mismo.

La instalación u obtención de copias del soporte lógico así adaptado, para su distribución, exigirá la autorización expresa del titular de los derechos.


CAPITULO II

GARANTIAS DE LOS USUARIOS DE SOPORTE LOGICO

Artículo 10.- La licencia, la autorización expresa o el documento correspondiente del soporte lógico, sus soportes físicos, los respectivos embalajes o envoltorios, deberán consignar en forma fácilmente legible para el usuario el plazo de respaldo técnico de la versión comercializada.

Artículo 11.- Quien comercialice el soporte lógico está obligado, en todo el territorio nacional y durante el plazo del respaldo técnico de la versión respectiva, a asegurar a los usuarios la prestación de los servicios técnicos necesarios para un adecuado funcionamiento de dicho soporte de acuerdo a sus especificaciones.

La obligación persistirá en el caso de retiro de la circulación comercial del soporte lógico durante la vigencia de dicho plazo, salvo justa indemnización de eventuales perjuicios causados a terceros.


CAPITULO III

DAÑOS Y PERJUICIOS Y SANCIONES CIVILES

Artículo 12.- Las infracciones a los derechos de autor reconocidos en la presente ley causan daño a los titulares de los derechos, obligando al infractor a repararlos. Producida la infracción, los titulares de cualesquiera de los derechos reconocidos en la presente ley o sus causahabientes podrán reclamar el cese de la actividad ilícita y la indemnización de los daños y perjuicios.

Si el infractor fuera quien comercialice ejemplares o los utilice con fines profesionales o comerciales, además del cese de la actividad ilícita y la indemnización por daños y perjuicios, se podrá reclamar acumulativamente una pena civil ficta de hasta cincuenta veces el valor en el mercado del soporte lógico objeto de la infracción.

Artículo 13.- La resolución que ordene el cese de la actividad ilícita podrá comprender:

1) La suspensión de la actividad infractora.

2) La prohibición al infractor de reanudarla.

3) El retiro del comercio de los ejemplares ilícitos de las obras que estén en su poder y su destrucción.

4) La inutilización o destrucción de todos los elementos destinados a la reproducción de las obras ilícitas.

Artículo 14.- Los proveedores de todo tipo de servicios de comunicaciones, en particular de servicios en línea o de accesos a redes de comunicaciones incluida Internet, están obligados a tomar todas las medidas apropiadas, dentro del marco legal, para impedir que se violen, con su conocimiento, los derechos de autor de terceros.


CAPITULO IV

MEDIDAS PREPARATORIAS Y CAUTELARES

Artículo 15.- El Juez a instancia del titular del respectivo derecho o de su representante podrá ordenar la práctica de las medidas cautelares necesarias para evitar que se cometa la infracción o que se continúe o repita una violación ya realizada a los derechos exclusivos del titular y, en particular las siguientes:

1) La suspensión inmediata de la actividad de fabricación, reproducción, distribución, comunicación o importación ilícita según proceda.

2) El secuestro de los ejemplares producidos o utilizados y el del material o equipos empleados para la actividad infractora.

Las medidas cautelares previstas en esta disposición, no impedirán la adopción de las otras contempladas en la legislación ordinaria. En todo lo demás regirán las disposiciones del artículo 311 y siguientes del Código General del Proceso.


CAPITULO V

DE LAS SANCIONES PENALES

Artículo 16.- El que sin autorización del autor comercialice reproducciones de soporte lógico será sancionado con tres meses de prisión a tres años de penitenciaría. El adquirente de dicho soporte lógico queda exento de pena, salvo que proceda a su reventa.

Sala de la Comisión, 20 de setiembre de 2000.

PABLO MIERES
Miembro informante
ROQUE ARREGUI
NAHUM BERGSTEIN
HENRY LOPEZ
JOSE CARLOS MAHIA
GLENDA RONDAN

Línea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.