Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

TITULO III

DE LA TRADICION

758.-

La tradición o entrega, es la transferencia que hace una persona a otra, de la posesión de una cosa, con facultad y ánimo de transferirle el dominio de ella. (Artículos 1252, 1335, 1337 y 1680).

CAPITULO I

De las diversas especies de tradición

759.-

La tradición es real o ficta.

Sección I

De la tradición real

760.-

La tradición real es la que se verifica por la aprehensión corporal de la cosa, hecha por el adquirente u otro en su nombre.

761.-

Si se trata de un fundo, la tradición se verifica cuando el adquirente se transporta a él por sí mismo o por otro que le represente, para tomar la posesión, consintiéndolo el tradente.

Cuando el inmueble que se ha de entregar es un edificio, se entiende verificada la tradición desde que el tradente saca sus muebles y permite que el adquirente introduzca los suyos.

Si la cosa objeto de la entrega es mueble, se verifica la tradición poniendo la cosa en manos del adquirente o de quien lo represente.

762.-

Si la cosa que se ha de entregar hace parte de una heredad, como los árboles en pie o las piedras de una cantera, etc., la tradición se verifica por la separación de estos objetos de la tierra a que adhieren, hecha con consentimiento del tradente.

Sección II

De la tradición ficta

763.-

La tradición se llama simbólica, siempre que no se entrega realmente la cosa, sino algún objeto representativo de ella y que hace posible la toma de posesión de la cosa.

764.-

La tradición simbólica, puede tener lugar :

1º.- Por la entrega de las llaves del almacén donde se encuentran las cosas

muebles que se han de entregar.

2º.- Por la entrega que el vendedor o donante de una finca haga de sus llaves al

comprador o donatario, después de haber sacado sus muebles.

3º.- Por la entrega de los títulos de la cosa. Si esta es inmueble, el tradente debe,

además, dejarlo expedito, para que tome posesión el adquirente.

765.-

La tradición por la vista, es la que se hace mostrando la cosa que se quiere entregar y dando la facultad de tomar posesión de ella.

Se requiere, en este caso, la presencia del tradente y del adquirente, por sí o por otros.

766.-

Cuando el que ha de recibir la cosa que le ha sido vendida, cambiada o donada, la tiene ya en su poder por cualquier otro título no traslativo de dominio, el mero consentimiento de las partes importa tradición.

767.-

Importa asimismo tradición ficta equivalente a la real :

1º.- La cláusula en que declara el enajenante que en lo sucesivo tendrá la posesión

a nombre del comprador o donatario.

2º.- La cláusula en que declara el donante que retiene para sí el usufructo de la

cosa cuya propiedad dona.

3º.- La cláusula por la cual en un contrato de donación de venta, el donante o

vendedor toma en arrendamiento la cosa, del comprador o donatario.

Para que esas cláusulas surtan efecto de tradición real, se necesita que resulten

de instrumento público.

768.-

La tradición de los derechos se verifica : o por la entrega de los documentos que sirven de título o por el uso del uno y la paciencia del otro, como en las servidumbres.

Sin embargo, la tradición de un crédito cedido no surte efecto, mientras no se denuncie o notifique la cesión al deudor.

El inciso precedente no se refiere a los créditos transmisibles por endoso o al portador en otra forma, con arreglo a leyes particulares.

CAPITULO II

De las calidades que se requieren para adquirir el

dominio por la tradición y del efecto de la tradición

769.-

Para que se adquiera el dominio por la tradición, se requiere :

1º.- Que la tradición se haga por el dueño o por su representante.

2º.- Que el que hace la tradición o la consiente, sea capaz de enajenar.

3º.- Que la tradición se haga en virtud del título hábil para transferir el dominio.

4º.- Que haya consentimiento de partes.

El contrato de venta, además de las cuatro circunstancias indicadas, se requiere que el comprador haya pagado el precio dado fiador, prenda o hipoteca, u obtenido el plazo para el pago.

770.-

En las ventas forzadas, que se hacen por decreto judicial, a petición de un acreedor, en pública subasta, la persona cuyo dominio se transfiere es el tradente y el Juez, su representante legal.

771.-

Invalida la tradición, el error en cuanto a la identidad de la especie que debe entregarse o de la persona a quien se hace la entrega o en cuanto al título.

Si el error recae sobre el nombre solo, es válida la tradición.

772.-

El error en el título invalida la tradición, sea cuando una sola de las partes supone un título traslativo de dominio, como cuando por una parte se tiene el ánimo de entregar a título de comodato y por otra se tiene el ánimo de recibir a título de donación o sea cuando por las dos partes se suponen título de donación o sea cuando por las dos partes se suponen título traslativo de dominio, pero diferentes, como si por una parte se supone mutuo y por otra donación.

773.-

Si la ley exige solemnidades especiales para la enajenación, no se transfiere el dominio sin ellas.

774.-

Se puede pedir la tradición de todo aquello que se deba, desde que no haya plazo pendiente para el pago, salvo que intervenga decreto judicial en contrario.

775.-

Por al tradición verificada con las calidades requeridas en este Título, se transfiere al adquirente el dominio de la cosa, tal como lo tenía el tradente.

Cuando la tradición no ha sido hecha o consentida por el verdadero dueño, no se adquiere por ella el dominio ; pero habiendo precedido título hábil, servirá para adquirir el dominio por prescripción.

línea del pie de página
Montevideo, abril de 1998. Poder Legislativo.